Tratamientos para la operación bikini

Verano

Verano

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los kilos de más después del invierno suelen ser muy difíciles de eliminar con solo dieta y ejercicio, sobre todo si no disponemos del tiempo suficiente para hacer ejercicio y no conseguimos bajar todo el peso que deseamos. Además, aunque tengamos éxito, pronto veremos que necesitaremos algún tratamiento corporal extra para conseguir estirar la piel y que esté tersa y reducir la celulitis.

Sea como fuere, y tras los meses de confinamiento y una vida demasiado sedentaria, llega el verano y no está de más conocer tratamientos para la operación bikini para conseguir estar en forma y lucir una figura más estilizada. En Clínica de cirugía estética Egos, especialistas en cirugía estética y plástica, nos aconsejan sobre los mejores tratamientos para lograrlo de la manera más rápida.

¿Qué tratamientos estéticos pueden ayudarnos en la operación bikini?

Entre los tratamientos que sirven para eliminar la grasa localizada y remodelar el cuerpo de cara al verano se destacan:

Ultracavitación

La ultracavitación, también conocida como cavitación ultrasónica o lipocavitación, es un tratamiento no invasivo que se emplea para eliminar la grasa localizada a través del uso de ultrasonidos sobre la piel.

Las ondas acústicas de baja intensidad presionan el tejido graso creando unas pequeñas burbujas que destruyen las células grasas desechadas por el organismo a través del sistema linfático y el urinario. También ayuda a combatir la celulitis. Se destaca por ser indoloro y tener unos resultados inmediatos. Las sesiones son de unos 60 minutos y no impide poder tomar el sol.

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es otro de los mejores tratamientos para la operación bikini. Un método eficaz para reducir la flacidez de muslos, brazos, glúteos y abdomen, aunque puede utilizarse para eliminar la piel flácida de cualquier parte el cuerpo. Así, la radiofrecuencia estimula la producción de fibras de colágeno, estirando y engrosando la piel y combatiendo la piel de naranja o las estrías. La piel parecerá más joven, además de eliminar toxinas y líquidos y estimulando la circulación.

La radiofrecuencia permite retomar la vida normal tras cada sesión y las sesiones tienen una duración de entre 30 a 90 minutos.

Maderoterapia

Esta es una técnica que se ha puesto de moda en los últimos años, si bien estamos ante un tratamiento milenario de origen oriental que se realiza con unos utensilios de madera que, a través de un intenso masaje, consigue estimular la circulación linfática y venosa. Los resultados son ideales logrando reafirmar y tonificar la piel, además de modelar la silueta al reducir la grasa.

  • Mesoterapia

La mesoterapia es un tratamiento para favorecer eliminar la celulitis, rejuvenecer la piel y ayudar a la pérdida de peso, además de rejuvenecer la piel. El tratamiento consiste en inyectar pequeñas cantidades de compuestos de extractos naturales, vitaminas o productos farmacéuticos.

Estas inyecciones favorecen la eliminación de la grasa localizada sin necesidad de quirófano ni técnicas invasivas, además de ser realmente eficaz. La mesoterapia conseguirá eliminar la grasa de las zonas rebeldes, siendo también un tratamiento ideal para complementar una dieta.

La mesoterapia también favorece la eliminación de imperfecciones de la piel, especialmente las estrías.