www.elboletin.com
Edición testing    19 de octubre de 2019

Memoria del SERMAS

Mamografías

En la última ronda de mamografías preventivas (2017-2018) únicamente se han realizado 310.586 de las 722.806 fijadas como objetivo.

El Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama (DEPRECAM) de la Comunidad de Madrid no termina de llegar a las mujeres de entre 50 y 69 años. Así lo reconoce el propio Gobierno madrileño al decir que “todavía se está lejos del nivel aceptable”. En la última ronda (2017-2018) se ha conseguido realizar mamografías preventivas al 42.96% de la población diana.

Madrid

Los hospitales de Madrid tienen 14.334 camas instaladas, pero “realmente en servicio durante el mes, hayan estado o no ocupadas”, tiene 12.246.

Las quejas esperando a una cama forman parte ya de un hospital. Sin embargo, al malestar del paciente (y del profesional soportando los reproches) hay que añadirle un componente: los centros tienen camas completamente cerradas. No es solo cosa del verano. O al menos así se aprecia en el promedio anual.

Madrid

Ambas fuerzas acordaron 5.234 millones para los hospitales y a cierre de año el gasto se disparó hasta los 5.673 millones. Una historia que se repite año tras año.

A la Comunidad de Madrid siguen sin salirle las cuentas. PP y Ciudadanos presupuestan una cifra para el gasto sanitario y el día a día arrasa a su manera. Sucedió en 2017 y ha vuelto a repetirse en 2018, según los datos oficiales. En esta ocasión, el gasto final ha variado en 559 millones de euros.

Madrid

La sanidad madrileña cierra camas año tras año, pese al aumento de la población a atender y de urgencias e ingresos. En esta legislatura se han perdido 701 camas.

Los años de crisis ya no sirven de excusa. Los hospitales madrileños siguen perdiendo camas año tras año. Así se desprende de los datos oficiales de la Memoria del SERMAS de 2018 que cifran en 14.334 el número de camas instaladas, lejos del patrimonio anterior a los recortes. Sin ir más lejos, en esta última legislatura pactada entre PP y Ciudadanos se han perdido 701.

Madrid

En 2017, según datos oficiales, el centro pasó de 1.268 camas instaladas a 1.256. Año tras año pierde camas, mientras sus urgencias se disparan y sus ingresos crecen.

El Hospital 12 de Octubre continúa perdiendo camas. El centro público madrileño contó en 2017 (últimos datos disponibles) con una nueva reducción de camas instaladas. En concreto, se perdieron 12 camas: se pasó de 1.268 a 1.256. Se trata del dato más bajo desde que la Comunidad de Madrid facilita cifras.

Cierre de camas

Los grandes hospitales perdieron de diciembre de 2016 a diciembre de 2017 un total de 128 camas funcionantes.

El año 2017 no ha estado exento de colapsos y sobresfuerzos en las urgencias de los hospitales madrileños. El propio consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, pidió responsabilidad a la hora de hacer uso de este servicio, a la vez que se preguntaba por qué esta demanda no era tan alta los días en que había “final de Champions”. Los datos oficiales aportan otro punto de vista.

Cierre de camas

En el último año, los grandes hospitales tenían 6.799 camas instaladas, pero el promedio de camas funcionando realmente era de 5.910.

El cierre de camas ha sido una de las tónicas protagonistas en la sanidad pública con la crisis económica. A la pérdida de profesionales, se le ha sumado la deshabilitación de camas hospitalarias. Algo que la sanidad madrileña ha seguido viviendo en 2017, pese a las intensas voces institucionales aplaudiendo la recuperación económica.

Madrid

PP y Ciudadanos pactaron en 2017 un total de 7.451 millones para sanidad y finalmente se gastaron 8.034 millones. El PSOE censura la falta de planificación.

Los presupuestos de la Comunidad de Madrid siguen arrastrando vicios. La publicación de la Memoria del SERMAS de 2017 evidencia cómo la infrafinanciación de la sanidad madrileña se repite año tras año, lo que luego hace aumentar la deuda. Mientras, existe una diferencia de más de 600 millones de euros entre lo que PP y Ciudadanos presupuestan para sanidad y las obligaciones a final de año.

Sanidad

El Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles -gestionado por Quirón- aumentó su número de camas, ingresos, urgencias y personal frente al centro 100% público que hay en la localidad.

“¿Por qué el hospital público de Móstoles?”. Esta es una de las eternas preguntas que se puede percibir en el ambiente cuando los movimientos privatizadores llegan a la localidad madrileña. O al menos así ha sido a lo largo de 2017 cuando la Consejería de Sanidad realizó una serie de anuncios que afectaban al centro 100% público. Las movilizaciones echaron por tierra los planes de la Comunidad de Madrid. Pero una frase siempre vuelve a aparecer en la ecuación: “Hay una necesidad de potenciar la actividad recaudatoria del Hospital Rey Juan Carlos”.

Sanidad

Los datos oficiales desvelan que en 2016 el 35,86% de los profesionales fueron eventuales o interinos, mientras que en 2015 el porcentaje se situó en el 33,94%.

Las advertencias se han ido lanzando a lo largo de todo el 2016: la temporalidad en la sanidad madrileña es un problema muy presente. Y así lo corrobora la última Memoria del SERMAS, la de 2016. A pesar de los múltiples mensajes de los sindicatos y de las asociaciones en defensa de la sanidad pública madrileña, los datos oficiales desvelan que esta precariedad aumenta en la Comunidad de Madrid año tras año.

  • 1