www.elboletin.com
Edición testing    2 de diciembre de 2020

gig economy

Gig economy

El sindicado ha presentado una demanda de conflicto colectivo contra la plataforma digital por la relación que mantiene con sus repartidores.

UGT ha interpuesto una demanda de conflicto colectivo contra la plataforma digital de reparto a domicilio Glovo por su “sistema de trabajo precario” basado en la figura del 'falso autónomo'. El objetivo, según el sindicato, es “que sus 8.000 trabajadores sean reconocidos como trabajadores por cuenta ajena y no como empleados autónomos, como señala la empresa”.

Gig economy

El 11,6% de los adultos españoles ha trabajado alguna vez para plataformas como Deliveroo. Tan solo Reino Unido, con un 12,0% supera este porcentaje.

España destaca entre los países de la UE con mayor volumen de trabajo a través de plataformas digitales, un modelo laboral sobre el que se ha puesto el foco por la elevada temporalidad y el uso de la fórmula del 'falso autónomo'. Según un reciente estudio de la Comisión Europea, el 11,6% de los adultos españoles ha trabajado alguna vez para Deliveroo, Uber o webs y aplicaciones mediante las cuáles se ofrecen servicios puntuales de traducción u otras tareas. Y un 9,4% lo hace de forma frecuente.

Gig economy

Las compañías como Uber sostienen que la flexibilidad de su modelo laboral favorece la reducción de la brecha de género, pero según un estudio, los conductores hombres ganan más.

Ante las críticas a su modelo laboral, uno de los argumentos defendidos por las plataformas digitales como Uber o Deliveroo es que favorecen la igualdad de género gracias a su flexibilidad horaria y a su papel como intermediarias de un servicio. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Stanford descarta que la denominada 'gig economy' o 'economía de los pequeños encargos' ayude a reducir aspectos como la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Gig economy

La organización UATAE cifra en 560 millones euros el desfalco a la Seguridad Social en España por los falsos autónomos.

Llegan las primeras reacciones a la sentencia pionera conocida este lunes que determina que los repartidores de la plataforma de reparto de comida a domicilio Deliveroo son 'falsos autónomos' y condena a la compañía a indemnizar a un repartidor. La unión de autónomos y autónomas UATAE ha celebrado el fallo y ha puesto el foco en este tipo de empresas que hablan de 'economía colaborativa' para esquivar los derechos laborales.

Gig economy

Según una encuesta realizada por la citada institución, el 74% de los conductores de estas dos plataformas en EEUU ganan menos del salario mínimo.

¿Cuánto gana realmente un trabajador de la llamada 'gig economy' o economía de los pequeños encargos? Plataformas como Uber, Deliveroo o Glovo carecen de una plantilla de conductores y repartidores propia y contratan en base a la demanda del servicio a trabajadores autónomos que tienen que poner su coche o bicicleta y hacer frente a los costes de su mantenimiento (también el de la gasolina en el caso de la aplicación alquiler de vehículos con chófer). Tras estos gastos, el dinero que los conductores y 'riders' ganan finalmente se queda en muchos casos por debajo del salario mínimo y en algunas ocasiones incluso pierden dinero, como muestra un reciente estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Economúia de plataformas

La patronal de los taxistas pide a la ministra de Empleo una cumbre contra la precariedad laboral de la economía de plataformas.

La organización representativa de los taxistas en España, Fedetaxi, ha solicitado este jueves una reunión con la ministra de Empleo, Fátima Bánez, para que el Gobierno tome medidas para modificar la actual regulación y llevar a cabo “una profunda inspección de las relaciones laborales que mantienen con sus empleados plataformas como Uber y Cabify, cuyo modelo de negocio descansa sobre la precariedad laboral”.

Gig economy

El país británico será uno de los primeros en adaptar las normas laborales a la ‘gig economy’.

El Gobierno de Reino Unido ha anunciado que adoptará medidas para proteger a los trabajadores de plataformas digitales como Uber y Deliveroo, entre las que se incluirá el derecho a tener vacaciones pagadas y a percibir una cuantía cuando están enfermos. Aunque todavía queda recorrido para que la regulación entre en vigor, el país será pionero en la adaptación de las normas laborales a la denominada ‘gig economy’ o ‘economía de los pequeños encargos’. En España, Ministerio de Empleo, sindicatos y expertos están empezando aún a debatir sobre el tema, mientras la Inspección de Trabajo investiga con lupa a las aplicaciones de reparto de comida a domicilio.

Gig economy

El órgano dependiente del Ministerio de Empleo concluye ahora en Madrid que los 'riders' deben estar dados de alta como asalariados y no trabajar como autónomos.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social vuelve a cargar contra el modelo de trabajo de la empresa de reparto de comida a domicilio Deliveroo. El órgano, hora en Madrid, insiste en lo mismo que concluyó hace un mes en Valencia: la plataforma utiliza la fórmula del falso autónomo, según informa El País. Los sindicatos aplauden el nuevo golpe a la denominada 'gig economy' o 'economía de los pequeños encargos'.

Especial 26 Aniversario

Plataformas digitales como Uber y Deliveroo prescinden de plantillas fijas y ofrecen trabajo muy ocasional a conductores y repartidores que tienen que pagar la tasa de autónomos y asumir los gastos del coche o la bicicleta.

Los repartidores de la compañía de entrega de comida a domicilio Deliveroo iniciaron el pasado verano las primeras movilizaciones en España de la denominada ‘gig economy’ o economía de los pequeños encargos. Las reivindicaciones de estos ‘riders’ pusieron de manifiesto las inestables condiciones laborales de las plataformas digitales y la proliferación de la figura del falso autónomo.

Gig economy

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Valencia determina que los 'riders' y la empresa de reparto de comida mantienen una autentica relación laboral.

Los repartidores de Deliveroo no son autónomos, sino empleados asalariados. La Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Valencia acaba de emitir la primera resolución relacionada con las empresas digitales de la denominada 'gig economy' o economía bajo demanda y en ella concluye la plataforma de de entrega de comido a domicilio “encubre” una auténtica relación laboral con sus 'riders'. Es decir, que utiliza la fórmula del falso autónomo.

Gig economy

El Tribunal Laboral de Apelaciones de Londres considera que los conductores de la aplicación son trabajadores de la empresa y deben beneficiarse de los derechos laborales adquiridos como tal.

Uber ha perdido una batalla legal clave para su futuro en Reino Unido. El Tribunal Laboral de Apelaciones de Londres ha decidido desestimar el recurso de la compañía estadounidense y mantener una sentencia anterior que considera que los conductores de la empresa no son autónomos, sino empleados. Deben tener, por tanto, derecho a un salario mínimo o a vacaciones remuneradas.

Gig economy

Uno de los grandes jefes de la compañía británica asegura que el coste de mejores condiciones laborales para los trabajadores se trasladaría a los clientes.

La empresa británica de reparto de comida a domicilio Deliveroo ha recibido en los últimos meses una lluvia de críticas en toda Europa por las precarias condiciones de trabajo de sus 'riders', contratados como falsos autónomos, sin mínimos salariales ni protección social. Dan Warne, director gerente de la plataforma para Reino Unido e Irlanda y uno de los grandes jefes de la compañía, acaba de salir al paso de las acusaciones y asegura que dar más derechos a sus empleados les obligaría a trasladar este coste a los clientes.

Derechos laborales

La Comisión Europea ha iniciado el proceso para actualizar las normas sobre los derechos de los trabajadores europeos, con el fin de ampliar la protección a los nuevos modelos laborales.

La Comisión Europea (CE) ha iniciado nuevas conversaciones con los agentes sociales con el objetivo de actualizar las normas vigentes sobre los derechos y la protección de los trabajadores ante la nueva realidad laboral abierta por el auge de las nuevas tecnologías. El foco de la nueva regulación se pondrá en la denominada 'gig economy' o 'economía bajo demanda', el tipo de empleo que generan empresas como Uber y Deliveroo.

Empleo

Los 'riders' de la plataforma de reparto de comida a domicilio se movilizan en Francia en pleno debate sobre la reforma laboral que ultima el Gobierno.

Las protestas de los repartidores de Deliveroo para exigir una mejora de las condiciones laborales de la denominada 'gig ecomy' o 'economía de los pequeños encargos' no se restringen a España. En el resto de Europa, los 'riders' también han salido a las calles, como en el caso de Francia, donde las movilizaciones se han sucedido a lo largo de todo el mes de agosto, poniendo en entredicho el modelo de trabajo que defiende por el presidente del país vecino, Emmanuel Macron.

La nueva economía

Los 'riders' de la plataforma de entrega de comida a domicilio en Milán piden más protección social, mientra que los de Berlín exigen a la plataforma que corra con los gastos de reparación de las bicis.

Las protestas de los repartidores de Deliveroo por sus condiciones laborales no se limitan únicamente a España. La plataforma de entrega de comida a domicilio y otros servicios similares como Foodora y Glovo se enfrentan también a la rebelión de los 'riders' en otras ciudades del resto de Europa.