¿Se terminará imponiendo el juego online al offline?

Trabajador ordenador oficina
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La pregunta que plantea este artículo es cada vez más relevante. Asistimos a una de las transformaciones más grandes en la industria de los juegos: el peso cada vez mayor del juego online frente al offline. A continuación, repasaremos los principales cambios que se están registrando en este sentido y qué cabe razonablemente esperar para un futuro cada vez más cercano.

Los videojuegos que exigen estar siempre online avanzan imparables

Con las míticas franquicias GTA y Red Redemption de Rockstar como máximos exponentes de esta tendencia en la industria, crece el número de videojuegos que requieren una conexión online directamente para poder arrancar. Se trata siempre de propuestas de juego que apuestan marcadamente por la experiencia online y que requieren de una conexión a internet incluso para poder mostrar en los menús los últimos cambios jugables incorporados por los desarrolladores. Siempre son juegos de gran calidad que se actualizan constantemente. No debería sorprendernos, pues, que en un futuro no muy lejano esta tendencia termine imponiéndose a gran escala.

Las iniciativas online, cada vez más sofisticadas: el ejemplo de las plataformas live

Si ya es un cambio tecnológico importante el salto del juego offline al online, el salto a las modalidades live o en directo es una vuelta de tuerca más francamente sorprendente. Es una de las grandes revoluciones adoptadas por nombres como Genesis Casino en vivo que permiten disfrutar de una experiencia de juego idéntica a la de un casino de toda la vida, pero con todas las comodidades de poder jugar desde casa. Con crupieres que retransmiten en tiempo real todos sus movimientos, se consigue un grado de inmersión realmente asombroso.

Las propuestas jugonas más populares son 100 % online

Si echamos un vistazo a los juegos que más éxitos han cosechado en los últimos años veremos un denominador común: la propuesta de juego es siempre 100 % en línea. Destaca Call of Duty: Modern Warfare, el cual arrasó el año pasado con una modalidad de juego exclusivamente en línea. Tampoco podemos olvidarnos aquí de grandes clásicos ya consolidados en el segmento de los videojuegos exclusivamente destinados a ser jugados por internet, como Fortnite o PUBG, siendo este último uno de los grandes títulos battle royale de nuestro tiempo que pronto podremos tener en nuestro móvil. Cabe, llegados a este punto, plantearse la siguiente corriente: ¿avanzamos hacia un escenario en el que solo triunfarán las propuestas 100 % en línea?

En resumidas cuentas, todo apunta a que en un futuro no muy lejano la modalidad de juego online terminará desterrando a un segmento minoritario el juego offline. Cada vez son más los juegos que exigen una conexión a internet simplemente para arrancar, de hecho, mientras tengas el juego ya instalado a veces tienes la opción de poder jugar de forma offline. Es por ello que industrias como la del iGaming dan un paso más y apuestan directamente por trasladar la experiencia de juego offline a nuestras pantallas. Y los grandes estudios de desarrollo triunfan con propuestas jugables 100 % online. El reinado del siempre conectados parece haber llegado para quedarse, al menos a la hora de jugar, ofreciendo todo tipo de ventajas para el cliente.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish