Putin prorroga la prohibición a inversores extranjeros de vender acciones de empresas rusas

La prohibición se aplica a compañías energéticas y bancos con participación extranjera, así como el sector inmobiliario, entre otros sectores.

El presidente ruso, Vladimir Putin

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha prorrogado por un año la prohibición a los inversores extranjeros de vender acciones de grandes empresas rusas, una medida que afecta en gran parte a compañías del sector bancario y energético de Rusia.

El decreto, firmado en agosto y extendido este lunes, amplía la fecha final desde el 31 de diciembre de 2022 al 31 de diciembre de 2023, según ha informado la agencia Interfax, recoge Europa Press.

En concreto, la medida prohíbe expresamente a los no residentes de “países hostiles a Rusia” retirarse de una serie de activos, excepto con un permiso especial del presidente ruso.

La prohibición se aplica a empresas estratégicas como compañías energéticas, bancos con participación extranjera, servicio y producción de equipos en el sector de combustibles y energía, así como el sector inmobiliario y el de extracción de metales como oro, níquel o diamantes.

Más información