Nueva protesta de los sanitarios contra el hospital “de quita y pon” Isabel Zendal

Proyecto del Hospital de Emergencias
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El rechazo a la construcción del hospital de pandemias Isabel Zendal es cada vez mayor. El Movimiento Asambleario de Trabajadoras-es de Sanidad (MATS) ha convocado este mediodía una nueva protesta bajo el lema ‘No a los traslados. Basta de precariedad’ a las puertas de los centros hospitalarios públicos de la Comunidad de Madrid. En su opinión, se trata de un nuevo caso de “ladrillazo”. “Un malgasto de dinero público que solo beneficia a ciertas empresas constructoras y a la presidenta Isabel Díaz Ayuso”, afirma.

“No al falso hospital. Queremos hospitales de verdad”, reclama MATS, que censura el plan del Gobierno de madrileño de dotar de profesionales sanitarios el Isabel Zendal mediante el traslado “forzoso” de aquellos contratados como refuerzos contra el covid-19 en caso de no lograr los voluntarios suficientes. En concreto, tal y como detalló ayer la Comunidad, busca 669 voluntarios para abrir una parte del hospital.

Para este movimiento esto provocará, por un lado, una pérdida de personal en el resto de los centros sanitarios. “Las trabajadoras con contratos covid hacen mucha falta en hospitales y centros de salud”, advierte MATS, que remarca que “repetir el modelo IFEMA, que trajo la ruina al SUMMA y la Atención Primaria al quitarles su personal, solo puede empeorar el desastre si además se extiende al personal de los hospitales”.

Dicho esto, destaca que “sin plantilla propia ni contratos de personal nuevo” todo hace pronosticar que el hospital cerrará “en cuanto sea posible”. Lo que resume en que el Isabel Zendal no es más que “un hospital de quita y pon”.

Asimismo, se pregunta quién se va a ocupar del mantenimiento, la cocina o la limpieza de este nuevo centro sanitario. Una cuestión para la que da una respuesta: “Empresas privadas, conocidas por contratar personal insuficiente y en condiciones aún más precarias que las del SERMAS”, asegura.

Por todo esto, para MATS su construcción no es más que “un malgasto de dinero público que solo beneficia a ciertas empresas constructoras y a la presidenta, que pretende vendernos nuevas inauguraciones y proyectos faraónicos cuando los hospitales y centros ya existentes están plagados de goteras, fallos por recortes en mantenimiento, plantas y torres enteras cerradas”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA