Los dependientes acusan a García-Page de incumplir su compromiso de investidura

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La plataforma de la Dependencia de Castilla-La Mancha denuncia que han caído las ayudas a los cuidadores familiares más que con el Gobierno de Cospedal. La Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia de Castilla-La Mancha le ha declarado la guerra al Gobierno de Emiliano García-Page, a quien acusa de incumplir claramente el compromiso que adquirió en su sesión de investidura en junio del año pasado cuando dijo: “Me comprometo a tramitar el primer año de Gobierno todos los expedientes de Dependencia que están en el cajón”.
 
Lo que ha ocurrido es que a dicha plataforma le ha provocado una gran indignación que el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, afirmara el martes que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha reducido prácticamente a la mitad las resoluciones de PIA (Programa Individual de Atención) que se encontraban en lista de espera desde julio de 2015, al tramitar 11.670 expedientes, y que presumiera de haber reducido el 43% de los 26.619 que el Ejecutivo de Emiliano García-Page se encontró “guardados en los cajones de la Consejería de Bienestar Social”.
 
José Luis Gómez-Ocaña, portavoz de la  Junta Directiva Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla La-Mancha, considera las palabras del portavoz del Ejecutivo de García-Page una “verdadera provocación” para el colectivo de dependientes de la región y reclama a Hernando que «para evitar hacer el mayor de los ridículos» se informe antes de realizar “manifestaciones grandilocuentes”, haciendo notar que los datos oficiales demuestran que sus afirmaciones “no son verdad”. 
 
A continuación, y en un comunicado de prensa, este colectivo esgrime los  los datos del IMSERSO “que nos dicen, de forma clara y precisa que hay 24.007 dependientes abandonados”  para después denunciar que se están reduciendo las prestaciones que reciben los cuidadores de dependientes en el entorno familiar. 
 
Este colectivo asegura que sólo en 15 meses de descenso de estas ayudas a los cuidadores familiares  “roza ya las 3.000, una media de 203 al mes”, un descenso que -dicen- es mayor incluso al registrado  durante el Gobierno de María Dolores de Cospedal.  Y subrayan que  el porcentaje de esta prestación se ha reducido, “de forma escandalosa, ocho puntos en 15 meses, desde un 35,67%  con el Gobierno del PP a un 27,73% en la actualidad y con el Ejecutivo de García-Page.
 
Asimismo, se quejan  que  “hay actualmente, 3.526 solicitudes de dependientes que ni siquiera han sido mecanizadas ni valoradas”.
 
Con estos datos en la mano, creen que García Page “incumple claramente su compromiso de investidura que  “fue acabar con esta vergüenza en un solo año, acabar con los 5.458 expedientes que había cuando tomo posesión del cargo”-