Sánchez se resiste a una gestora y apela a “la voz de los militantes” para mantenerse al frente del PSOE

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

César Luena recuerda que, con los estatutos en la mano, las dimisiones de los críticos obliga la convocatoria de primarias y de un Congreso Extraordinario. El guante lanzado por los 17 críticos que han presentado su dimisión en la Comisión Ejecutiva del PSOE ha sido recogido por Pedro Sánchez. Un mensaje que ha sido traducido por César Luena, apoyándose en los estatutos del partido, al lenguaje que lleva defendiendo toda la semana el líder de la organización: “La renuncia de la mitad más uno sólo prevé que el Comité Federal deberá convocar un Congreso Extraordinario para crear un nuevo Comité Ejecutivo y elegir un nuevo secretario general”.
 
Para el secretario de Organización del PSOE, las dimisiones de los 17 miembros de la Comisión Ejecutiva es un hecho “muy grave”, sobre todo, al ver que detrás hay un objetivo claro: “Que los militantes no hablen y para que el partido lo dirija una gestora. Quienes temen a los militantes, no pueden dirigir el PSOE. No caben atajos ni artimañas ni golpes, aún sujetos a las normas del partido”.
 
Porque para el equipo de Sánchez hay una cuestión irrenunciable: sin la voz de los militantes no se puede dar paso alguno. “Para representar al PSOE hay que contar con el refrendo de los militantes. No esconderse de ellos o intentar que no hablen o que no voten”, ha denunciado Luena. Algo que el secretario general socialista plantea con las primarias y el Congreso Extraordinario que reclamó a principios de semana.
 
Por ello, después de ver los movimientos de los críticos y lo que ha sucedido en las últimas horas, con los estatutos en la mano, dar la voz a los militantes (la estrategia de Sánchez) está más cerca que nunca. “La Comisión Ejecutiva (en la que únicamente se encuentran los 18 fieles al actual líder del PSOE) va a cumplir el mandato estatutario convocando al Comité Federal para que a su vez convoque un Congreso que apruebe las normas que regirán a esa Comisión y elija a un secretario general”, ha reiterado Luena en más de una ocasión al poco de conocer las dimisiones.
 
Por el momento, los próximos pasos que dará Sánchez no se harán esperar. Mañana a las 10:30 horas los miembros de la Comisión Ejecutiva que aún se mantienen fieles a su secretario general están convocados para valorar cuándo se debe activar lo que dicta el reglamento del partido. Es decir, dar paso a un Comité Federal que derive en un Congreso Extraordinario que arregle el conflicto por medio de unas primarias.