Chacón, Page, Puig… los 17 críticos que dejan a Pedro Sánchez al borde del KO

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

17 críticos han presentado su dimisión a Ferraz lo que, según los cálculos de éstos, dejaría al PSOE en manos de una gestora, paso para acabar con Pedro Sánchez. “Si dimiten, que no esperen a que haya la mitad más uno. Si no se sienten parte de este proyecto, yo en su lugar dimitiría hoy”, ha afirmado esta mañana Pedro Sánchez en una entrevista a eldiario.es. Pues dicho y hecho. Según aseguran diversos medios, los críticos con el secretario general socialista han llevado esta misma tarde las 17 dimisiones necesarias para que el partido pase a estar dirigido por una gestora y así acabar con el mandato de Sánchez.
 
La dimisión de Antonio Pradas, Micaela Navarro (presidenta del PSOE), Emiliano García-Page, Ximo Puig, Luz Rodríguez, María José Sánchez Rubio, Juan Pablo Durán, Carme Chacón, Eva Matarín, Tomás Gómez, Estefanía Martín Palop, Noemí Cruz, José Miguel Pérez, Carlos Pérez, María Murillo, Francisco Pizarro y Manuela Galiano dejaría al PSOE en manos de una gestora, según los planes de estos políticos. Las firmas fueron entregadas en Ferraz por el secretario de Política Federal, Antonio Pradas, quien accedió a la sede del partido por el garaje.
 
Con esta decisión, la Ejecutiva, hoy compuesta por 35 miembros, ya cuenta con 19 dimisiones: los 17 de ahora y los dos que dimitieron en su día por motivos distintos a esta crisis. Es decir, según las cuentas de los críticos, son 19 contrarios contra los 18 que se mantienen fieles a Sánchez. Por lo tanto, la mitad más uno, tal y como marcan los estatutos del partido como requisito para que una gestora se haga cargo de la organización. En su origen, este órgano estaba compuesto por 38 miembros, pero el fallecimiento de Pedro Zerolo rebajó la cifra a 37.
 
Según declaran los críticos a El Mundo, la actitud de Sánchez en sus últimas intervenciones públicas deja entrever que “está ya completamente loco”, por no mencionar que, a ojos de este grupo, ha convertido el PSOE “en el campo de batalla de una guerra civil” dividiéndolo en “bandos”. A pesar del posible baile de cifras que puede sufrirse, como aseguran al medio, «los críticos quieren actuar con la máxima seguridad jurídica. Por eso están intentando conseguir más nombres”.
 
Las primeras reacciones que salen a esta decisión han salido de boca de Pablo Iglesias. El líder de Podemos ha hablado de “fraude” el “hacer caer a un secretario general, elegido por las bases, con dimisiones”. Una defensa de Iglesias a pesar de las “muchas diferencias con Sánchez”.