Los defensores de la sanidad pública: “Es preferible el no gobierno que el mal gobierno del PP”

Manifestación en defensa de la sanidad pública
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública denuncia el empeoramiento de la Sanidad Pública desde que llegó Rajoy.   El estado de la Sanidad Pública en España continúa caminando por el sendero que le puede llevar al desmembramiento final. Los cuatro años de gobierno de Mariano Rajoy – sin contar el periodo en funciones – son los principales responsables de esta situación que ha dejado aún más delgada a la Sanidad Pública. Es una opinión de Marciano Sánchez Bayle, portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, que considera que “los cuatro años de Rajoy han sido peor para la Sanidad que este año de bloqueo […] es preferible el no gobierno que el mal gobierno”, asegura.
 
En ese tiempo de gobierno de Mariano Rajoy, la sanidad pública ha perdido solidez y fortaleza en prácticamente todos sus sectores. Ha perdido miles de millones de euros de presupuesto, incluso se habla de que haya habido un recorte presupuestario de más 23.000 millones de euros en total, y ha prescindido de más de 40.000 empleados. Además, Eurostat ha publicado un documento donde refleja que España está a la cola de la Unión Europea en número de camas hospitalarias por habitante. Un suma y sigue constante de datos que dejan la gestión política de la Sanidad en España a la altura del betún.
 
Al portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, Marciano Sánchez Bayle, que este martes ha presentado un informe sobre el estado de la Sanidad en las comunidades autónomas, esto no es lo único que le preocupa. El portavoz se muestra también indignado por la ley que el ‘rodillo parlamentario’ del PP sacó hace unos años sobre la falta de derecho a la sanidad española que tendrían aquellos españoles que emigrasen y pasaran más de 90 días en el extranjero. Esas personas, si eran detectadas por el Ejecutivo, perderían su derecho a la salud en España, pudiendo suponer ahora – tras el Brexit – un gran problema de estructura para el sistema.
 
El incremento del gasto farmacéutico es otra de las patas de esta débil mesa. La crecida de la inversión en este sector subyace de un sistema que cada vez está más privatizado. “Por ejemplo, en Galicia el recrudecimiento de las privatizaciones ha sido muy elevado en este último año”, afirma Marciano Sánchez Bayle. No hay que dejar de lado el dato que corrobora la impresión de Sánchez Valle. El año pasado, los adheridos a un plan de seguros privado superó por primera vez en la historia los 11 millones de personas.
 
El Portavoz de FADSP considera que para empezar a paliar este empeoramiento del sistema de salud, el gobierno debe atajar de inmediato el gasto farmacéutico, derogar el Real Decreto Ley 16/2012, incidir en el reforzamiento de la Sanidad Pública y establecer un fondo de cohesión para que cualquier ciudadano pueda ser atendido en cualquier comunidad autónoma de España. Sánchez Bayle asegura que el camino hacia la igualdad social es que todos los que viven en España dispongan de las mismas oportunidades sanitarias, vivan donde vivan.
 
Diferencias entre CCAA
 
Las diferencias que hay entre las comunidades autónomas sobre la Sanidad Pública que gestionan son considerables, si atendemos al informe “Los servicios sanitarios de las CCAA” elaborado por la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública y presentado esta mañana a los medios. Los datos reflejan “una gran desigualdad entre territorios”, donde las Comunidades que históricamente han estado en la parte alta de la tabla, siguen en ella, y las que han estado en la parte baja, se mantienen ahí.
 
Canarias y Valencia llevan más de siete años siendo ‘las peores’ regiones de España en cuanto al nivel de su Sanidad Pública. Las mejores, como viene siendo habitual en los últimos años, Navarra, Aragón y País Vasco. Sin embargo, la FADSP considera que ninguna de las Comunidades está condiciones de fardar de Sanidad. “Elaborar un ranking siempre te obliga a poner uno arriba y otro abajo. Pero eso no implica que uno lo haga bien. Puede ser simplemente que uno de ellos lo hace muy mal, y el otro ‘solamente’ mal”, justifica Marciano Sánchez Bayle.
 
Uno de los datos curiosos del informe del FADSP es que se constata que las CCAA que más han subido en la lista, Extremadura y Castilla-la Mancha, cambiaron de gobierno regional el año pasado, pasando del PP al PSOE con apoyos de Podemos. Por el contrario, las comunidades autónomas que más han caído en la lista tienen en común que ambas mantienen gobierno: Andalucía y Murcia.
 
Otro caso paradigmático es el de la Comunidad Valenciana, última en la lista, con lo cual, región con peor Sanidad Pública de España. Esta comunidad ha notado con el cambio de gobierno regional una mayor voluntad e inversión en la Sanidad Pública, aseguran desde el FADSP. Sin embargo, “Valencia arrastra tal pésima gestión de años anteriores que será difícil que mejore su posición los próximos años”, lamenta Sánchez Bayle.