Mónica Oltra dimite como vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano

Mónica Oltra en la tribuna de Compromís.

Mónica Oltra

La vicepresidenta y portavoz de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, ha anunciado entre lágrimas que deja su cargo en el ejecutivo autonómico y su escaño en las Cortes tras su imputación en el caso del presunto encubrimiento de los abusos de su exmarido a una menor tutelada.

Oltra ha asegurado que dimite porque “no quiere que se paren las políticas del Gobierno del Botànic” y ha considerado que la historia del caso “pasará a la historia de la infamia”. Así lo ha señalado en una comparecencia en la sede de Compromís antes de la ejecutiva del partido, marcada por la situación de la ya exvicepresidenta.

“Me cuesta esta decisión porque ganan los malos”, ha explicado Oltra, que ha destacado que “el mensaje que estamos trasladando es que en este país a cualquier político que quiera hacer políticas que no vayan a favor de los poderosos se lo van a cargar”. “Se lo van a cargar con denuncias falsas, con guerra sucia en los tribunales, con mentiras, eso es lo que me está doliendo”, ha apuntado.

Asimismo, ha dejado claro que su dimisión en el Consell lleva aparejada la renuncia a su acta. “Si no soy digna de estar en el Gobierno menos lo soy de estar en la cámara de representación popular”, ha afirmado.

Hace apenas unos días descartaba presentar su dimisión tras ser imputada. En su opinión, todo es una “cacería de la extrema derecha” y destacó una na frase del auto de imputación, que dice que “cierto es que no existe prueba directa”. Unas palabras que, en su opinión, “definen el auto”.