Oltra descarta dimitir y atribuye su imputación a una “cacería de la extrema derecha”

La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y consellera de Igualdad, Mónica Oltra. (Foto: Generalitat Valenciana)

La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, ha descartado presentar su dimisión tras ser imputada por el presunto encubrimiento de abusos de su exmarido a una menor tutelada. Algo por lo que ha sido citada a declarar el próximo 6 de julio. En su opinión, todo es una “cacería de la extrema derecha”.

Oltra no ha barajado dimitir y va a continuar en el cargo. Así lo ha afirmado ella misma a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa tras el pleno del Consell de los viernes, a quienes ha trasladado que no ha hablado de su imputación con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Dicho esto, ha querido destacar una frase del auto de imputación, que dice que “cierto es que no existe prueba directa”. Unas palabras que, en su opinión, “definen el auto”.

Para la vicepresidenta el citado auto “significa que 13 personas no están diciendo la verdad y que todas están mintiendo para salvarme a mí” y ha dejado claro que “la verdad es la verdad”. Oltra ha achacado la decisión judicial a una “cacería de la extrema derecha” y ha incidido en que siempre ha actuado con “total transparencia”.

Según ha sostenido, no tiene sentido equiparar su caso con las exigencias que hacía al PP valenciano y a Francisco Camps cuando estaba en la oposición. en su etapa en la oposición. “Cualquier comparación con el comportamiento corrupto del PP es odiosa”, ha afirmado.