Sniace se dispara un 15% ante el paso atrás del presidente de Herbalife

Sede de Sniace
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Sniace, Blas Mezquita, ha insistido en que la fábrica de Torrelavega reabrirá tan pronto como la próxima semana. Sniace ha llegado a dispararse un 15% en la sesión en la que se ha conocido el paso atrás en los órganos de gobierno de Jesús Revuelta, accionista de referencia de la compañía de celulosa y energía y presidente de Herbalife. Un cambio de guion que ha coincidido con una nueva promesa de reapertura para la fábrica de Torrelavega.
 
La retirada de Revuelta de dos de los órganos de gobierno de Sniace se ha hecho pública mediante un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En él se explica que el empresario abandona su puesto tanto en la comisión de auditoría como en la de nombramientos y retribuciones del consejo de administración de la compañía. Sin embargo, mantiene su puesto como consejero dominical.
 
El consejero independiente José María Castellano ha sido ahora designado como vocal en el comité de auditoría. En la comisión de nombramientos, también ha dejado su puesto Antonio Temes. Ambos serán relevados por el dominical Sabino García Vallina y de nuevo José María Castellano. Ambos han aceptado los nombramientos en la reunión del consejo celebrada este mismo miércoles, a la que ya han asistido.
 
García Vallina se convirtió este verano, a través de la sociedad TSK, en el segundo mayor inversor de Sniace con una cartera de 23,16 millones de acciones de la compañía, representativos de un 9,9% de su capital social. Hasta el pasado mes de agosto, su posición en los registros del supervisor se reducía a cerca de la mitad de ese porcentaje: un 5,53% de su accionariado.
 
Al relevo de Revuelta por García Vallina se le han sumado las declaraciones del presidente Blas Mezquita. En declaraciones a Cadena Ser, el máximo responsable de la cotizada ha anunciado que los trabajos de puesta en marcha de la factoría cántabra de Torrelavega están ya muy avanzados y la próxima semana podría comenzar a producir celulosa después de tres años de cierre, siempre y cuando se superen algunos últimos trámites administrativos.
 
El presidente ha asegurado además que contratas y trabajadores propios ya acuden a las instalaciones de la compañía unas 120 personas y estima que en breve se volverá a contar con 200 empleados en activo. En este sentido, es de señalar que la puesta en marcha de la fábrica es progresiva: en primer lugar la producción de celulosa y unos meses después de viscosa. El alcalde de la localidad en la que se ubica la emblemática factoría se ha sumado a la euforia por la próxima puesta en marcha de la misma por su efecto sobre la economía de la zona.