Las arcas de Ciudadanos también sufren con la desbandada en Congreso y Senado

Inés Arrimadas

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, junto a miembros de la cúpula del partido. (Foto: Ciudadanos / Pedro Ruiz)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El terremoto político en Ciudadanos por la moción de censura fallida en Murcia ha desatado una auténtica crisis en el partido. La fuga de dirigentes se sucede y en los últimos días ha llegado al Congreso y al Senado. La ‘factura’ que está pagando Inés Arrimadas por este movimiento está siendo muy alta. Su liderazgo se pone en entredicho con cada salida. Una sangría de parlamentarios que también se va a dejar notar en las arcas de la formación.

Los sucesivos batacazos de Ciudadanos en las elecciones, tanto en las pasadas generales como en los comicios en Cataluña de febrero, han supuesto un duro mazazo para los naranjas. La pérdida de votos y de escaños se traduce en menos subvenciones. Hay menos dinero del que se esperaba. Y la mencionada desbandada no ayuda.

Al cinturón ya de por sí apretado de Ciudadanos parece que hay que ir haciéndole más agujeros. Los comicios en la Comunidad de Madrid están a la vuelta de la esquina, el próximo 4 de mayo, y los pronósticos son bastante negros para los naranjas. Mientras tanto, ya puede ir haciendo cuentas, calculadora en mano, de lo que dejará de ingresar en las Cortes.

La decisión de Pablo Cambronero se pasarse al Mixto deja al Grupo parlamentario de Ciudadanos con 9 diputados. Un golpe que es menos duro después de que Marta Martín haya renunciado a su acta y, por tanto, corra la lista. La consecuencia del ‘adiós’ del mencionado parlamentario se traduce en 1.703,57 euros menos al mes para el partido.

El Reglamento del Congreso, en su artículo 28, establece las subvenciones fijas para los grupos. Así, cada uno de ellos percibe 29.606,56 euros mensuales, a los que hay que sumar una subvención variable en función del número de parlamentarios. Los mencionados 1.703,57 euros. La dirección del partido contará, de esta manera, con algo más de 15.000 euros menos este año.

Y el panorama empeora en el Senado. Las bajas en esta Cámara han dejado a los naranjas sin grupo propio. Primero fue Fran Hervías, que fue secretario de Organización con Albert Rivera, el que anunció que se iba, aunque también renunció a su acta y será sustituido. No así Ruth Goñi y Emilio Argüeso. Ambos irán al Mixto.

Tal y como recoge el reglamento de esta Cámara, “cada Grupo parlamentario estará compuesto, al menos, de diez Senadores” y “cuando los componentes de un Grupo parlamentario, normalmente constituido, se reduzcan durante el transcurso de la legislatura a un número inferior a seis, el Grupo quedará disuelto al final del período de sesiones en que se produzca esta circunstancia”. Eso es, en junio. Será entonces cuando Ciudadanos diga ‘adiós’ al grupo propio. También a las subvenciones que conlleva.

Según el mencionado reglamento, se da una parte fija de 15.200 euros al mes para los Grupos parlamentarios y una variable de 1.900 euros mensuales. O lo que es lo mismo, unos ingresos de 28.500 que se reducirán en cosa de meses.

Si la debacle electoral se repite en Madrid Ciudadanos contará, además, con menos subvenciones públicas por gastos electorales.