Ciudadanos se desangra en directo y se suceden las bajas en sus filas

Ciudadanos sede

Sede de Ciudadanos.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El goteo de bajas en Ciudadanos no cesa. El partido se desangra en directo y se suceden los anuncios de dirigentes que se van de la formación, todos ellos con duras críticas hacia la dirección que lidera Inés Arrimadas. A la marcha del diputado Pablo Cambronero se suma la de la Ruth Goñi en el Senado. Su compañero de filas en la Cámara baja, Emilio Argüeso, también ha cogido el mismo camino. Deja Ciudadanos tras abrirle un procedimiento de expulsión.

El terremoto político desatado en Murcia con la moción de los naranjas y el PSOE para desbancar al PP del poder está pasando factura a Ciudadanos. Esta iniciativa va a fracasar, pero el coste para Arrimadas y los suyos está siendo muy alto. Tras la mencionada baja de Cambrero por la “deriva sanchista” que ha tomado la formación bajo el liderazgo de Arrimadas, se han añadido más salidas.

La senadora naranja por Navarra Ruth Goñi anunció anoche que deja el partido. Lo hace arremetiendo contra la dirección, a la que acusa de “transfuguismo”. “No comparto los motivos argumentados por el partido sobre la regeneración y la corrupción sobre lo ocurrido la semana pasada”, afirma en una carta en su cuenta de Twitter. “¿Regenerar es presentar auto mociones de censura en medio de una pandemia y de la mano de imputados del PSOE?”, se pregunta.

Para Goñi “tránsfuga ha sido la cúpula de Ciudadanos”. En su opinión, “ha traicionado a sus votantes con su actuación en Murcia y en Madrid”. Algo que, critica, “ha ocultado a toda la Ejecutiva y ha mentido”. Y es que, destaca que “la estrategia actual no se ha debatido, ni se ha dialogado, ni se ha consensuado y tampoco ha conseguido la aprobación de los órganos del partido, puesto que todos lo desconocían”.

Dicho esto, rechaza entregar su acta de senadora “porque el escaño serviría desde ya para apuntar a Sánchez”. De esta manera, pasa a las filas del Grupo Mixto. Allí coincidirá con otro antiguo compañero de filas.

El senador Emilio Argüeso también ha anunciado su ‘adiós’ al partido y su paso al Mixto. Lo ha hecho a tenor del “cambio ideológico que ha experimentado Ciudadanos”. “Ha sido una decisión obligada”, explica en sus redes sociales, “tras los apoyos y guiños constantes al Gobierno de Sánchez e Iglesias que lo hacen incompatible con los valores y principios que yo siempre he defendido”.

“Quien ha cambiado ha sido mi partido, no yo”, asegura. Previamente, la dirección de los naranjas había iniciado un procedimiento de expulsión contra él. ¿El motivo? “Ha podido incumplir los Estatutos del partido”.

“Prebendas” para animar al transfuguismo

Así lo explicaba la formación en un comunicado en el que hacía referencia a que Argüeso “ha realizado recientemente, en canales de comunicación institucionales del Senado, manifestaciones públicas con voluntad de ‘infligir un daño relevante’ a los intereses y a la imagen tanto del partido como del conjunto de los afiliados”.

Según la cúpula de Ciudadanos, podría haber cometido una infracción “muy grave” al “haber ofrecido prebendas a cargos y afiliados del partido con tal de que abandonaran la formación y pasaran a ser tránsfugas, tal y como publican en varios medios de comunicación donde se aportan pruebas evidentes”.