Lagarde reconoce que la inflación elevada durará más de lo esperado

La presidenta del BCE, Christine Lagarde

La presidenta del BCE, Christine Lagarde. Autor: BCE

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“La fase actual de inflación más elevada durará más de lo previsto inicialmente”, Así lo ha reconocido hoy la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, que no obstante se ha mostrado convencida de que disminuirá “a lo largo del próximo año”.

Lagarde, que ha comparecido en Frankfurt tras la reunión de política monetaria del Consejo de Gobierno, ha explicado que el repunte de la inflación se ha producido por “una combinación de tres factores”. En primer lugar la subida de los precios de la energía, incluyendo el gas natural, el petróleo y la electricidad. “La inflación de la energía representó aproximadamente la mitad de la inflación general”, ha asegurado la presidenta del BCE.

A ello se suma que los precios también están subiendo porque la recuperación de la demanda relacionada con la reapertura de la economía está superando a la oferta. “Esta dinámica es especialmente visible en los precios de los servicios de consumo, así como en los precios de los bienes más afectados por la escasez de oferta”, ha señalado Lagarde. Por último, también existen “efectos de base” por el fin de la reducción del IVA en Alemania que siguen contribuyendo a una mayor inflación.

“Esperamos que la influencia de los tres factores se reduzca a lo largo de 2022 o que desaparezca del cálculo de la inflación interanual”, ha valorado la economista francesa.

“Hemos examinado y comprobado muy a fondo nuestro análisis de los factores que impulsan la inflación y estamos seguros de que nuestra previsión y nuestro análisis son realmente correctos”, ha asegurado Lagarde. Si bien “estaremos muy atentos a la evolución de los salarios”, por el momento “no tenemos motivos para creer que vayan a aumentar de forma sostenida”.

Por otro lado, Lagarde ha confirmado que en el cuarto trimestre el BCE reducirá de manera “ligera” la reducción de las compras del PEPP respecto a los trimestres anteriores, si bien ha descartado que se pueda hablar de tapering, prefiriendo hablar de “recalibración”.

El PEPP finalizará en marzo de 2022, ha recordado la presidenta del BCE, que ha avanzado que “en los próximos meses decidiremos si usaremos toda la potencia de compra” de este programa.