Lagarde quiere que Bruselas le otorgue capacidad de veto a monedas digitales

La presidenta del BCE, Christine Lagarde

La presidenta del BCE, Christine Lagarde. Autor: BCE

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La segunda intentona de Facebook de implantar una moneda digital  ‘estable’, renombrada ahora Diem, no ha pasado desapercibida para el Banco Central Europeo (BCE). La institución que preside Christine Lagarde, que prepara su propio euro digital, quiere que la Unión Europea le otorgue poder de veto para estos activos.

En un momento en que el bitcoin y otras criptomonedas se llevan todos los titulares por sus espectaculares subidas, los bancos centrales parecen más preocupados por otros activos que supondrán una competencia más directa: las ‘stablecoins’ o monedas digitales estables, que derivan su valor de una o más monedas oficiales y que aspiran a convertirse en un sustituto de buena parte de los pagos.

La UE puso en marcha el pasado septiembre planes para crear normas exhaustivas para los criptoactivos, incluidas pruebas de resistencia y requisitos de capital y liquidez, y avisó a Facebook de tendría que cumplirlas antes de lanzar su propuesta de stablecoin, según publica Reuters. En ese sentido, en un dictamen jurídico sobre las normas comunitarias, el BCE defendió que debería tener la última palabra sobre si una moneda estable debe ser autorizada a lanzarse en la eurozona sin poner en peligro su control sobre la inflación o la seguridad de los pagos.

“Cuando un acuerdo de referencia de activos equivale a un sistema o esquema de pago, la evaluación de la amenaza potencial para la conducción de la política monetaria y para el buen funcionamiento de los sistemas de pago debe ser competencia exclusiva del BCE”, el ECB dijo en la opinión del 19 de febrero, según la agencia británica.

La institución dirigida por Lagarde considera además que las reglas propuestas por deben cambiarse para que su opinión sobre el asunto sea vinculante para las autoridades nacionales que evalúan las solicitudes para emitir monedas estables.

Facebook originalmente planeaba lanzar una moneda estable, llamada Libra, respaldada por una canasta de monedas oficiales, pero tras recibir una fuerte regulación regulatoria, ha presentado un plan más modesto para una moneda digital vinculada al dólar, llamada Diem.

El BCE cree que los emisores de monedas estables deberían estar sujetos a “rigurosos requisitos de liquidez” similares a los que se aplican a los fondos del mercado monetario, incluidas importantes reservas de efectivo, para ayudarles a soportar grandes salidas de clientes.

El banco central está trabajando en su propio euro digital, con la esperanza de lanzarlo en los próximos cuatro años.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA