La UE y EEUU escenifican su nueva sintonía en materia climática tras la salida de Trump

Cambio climatico sequia

Cambio climático

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La visita a Bruselas del enviado especial de Estados Unidos para el Cambio Climático, John Kerry, ha servido para que ambas partes escenifiquen su nueva sintonía en materia climática tras la salida de Donald Trump de la Casa Blanca y se erijan de nuevo como líderes mundiales en la lucha mundial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

«He venido para renovar las conversaciones con nuestros amigos de Europa sobre nuestra cooperación climática», ha explicado el estadounidense en una declaración sin preguntas de los medios antes de participar en la reunión semanal de los comisarios de la Comisión Europea.

Acompañado por el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Pacto Verde, Frans Timmermans, Kerry ha enfatizado que el mundo se enfrenta a una «crisis extraordinaria» y ha recordado que la lucha contra el cambio climático es una de las prioridades de la nueva administración liderada por Joe Biden.

Además, el enviado especial de Estados Unidos para el Cambio Climático ha remarcado la importancia de que Bruselas y Washington se «alineen» en este objetivo porque «ningún país puede resolver solo esta crisis» y serán necesarios «miles de millones de dólares y euros».

«Cualquier análisis económico lo deja claro: es más caro para nuestros ciudadanos no responder y hacer lo que tenemos que hacer que hacerlo», ha dicho. El «sentido común dice que ahora es el momento», ha continuado, para después advertir de que la cumbre sobre el cambio climático de Naciones Unidas que tendrá lugar en Glasgow a finales de este año es «la última oportunidad».

«Trabajaremos codo con codo para garantizar el éxito de Glasgow», ha afirmado a su lado Timmermans. «Exigirá bastante esfuerzo llegar ahí y convencer a otros grandes actores globales a hacer lo correcto», apuntado el holandés.

El vicepresidente de la Comisión Europea a cargo de la política climática se ha mostrado «convencido» de que Estados Unidos y el bloque europeo pueden «mover montañas» para «dejar a nuestros hijos y nietos un clima en el que puedan vivir».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA