Guerra en Ucrania

La UE destinará 500 millones más al envío de armas a Ucrania

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea llegan a un acuerdo para aumentar la partida para sufragar el envío de armas a Ucrania.

Banderas de la Union Europea

Banderas de la Unión Europea.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea han llegado este lunes a un acuerdo para destinar 500 millones más del fondo común para sufragar el envío de armas a Ucrania, en un momento en el que Kiev libra importantes combates contra Rusia en la región del Donbás y en el que el debate internacional se centra en la necesidad de suministrar carros de combate al Ejército ucraniano.

Fuentes diplomáticas confirman a Europa Press el acuerdo político para desbloquear el séptimo tramo de 500 millones en el marco del Mecanismo Europeo para la Paz, el fondo con el que los Veintisiete han financiado el envío de armas a Ucrania desde el inicio de la agresión rusa hace ahora 11 meses.

“Esta semana se tomará una decisión formal”, han señalado las fuentes, tras explicar que la reunión de ministros europeos ha servido para acordar la nueva partida. Este nuevo tramo eleva a 3.600 millones los fondos puestos a disposición de la UE para facilitar material letal a Kiev en el contexto de la guerra, y se encuadra en los más de 11.000 millones de euros que Europa ha ofreció en apoyo militar a Ucrania.

Hungría amenazaba con vetar la decisión, en nuevo frente abierto en su rechazo a las medidas de apoyo a Ucrania y para aumentar la presión sobre Rusia, pero finalmente el ministro húngaro, Peter Szijjarto, no ha ejercido su veto aunque ha amenazado que “hará difícil seguir apoyando al país en el futuro” si no se respetan los derechos de la minoría húngara en Ucrania.

“Veo que a pesar del inicio de un nuevo año, la actitud hacia la guerra no ha cambiado y prevalece el mismo ambiente bélico”, ha afirmado en declaraciones desde Bruselas que recoge el Ministerio de Exteriores húngaro.

Según ha señalado Szijjarto, la paz en Ucrania se necesita “lo antes posible” y ha criticado que las decisiones que contribuyen a “prolongar” la guerra o a una “escalada” militar van contra los intereses de Budapest. “No consideramos buena idea aumentar las transferencias de armas, pero no impediremos la implementación de la decisión de la Unión Europea al respecto”, ha asegurado.

Más información