La Justicia suspende la decisión de Carmena intervenir el contrato de mantenimiento de túneles

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La decisión del Ayuntamiento de Madrid de retirar a Florentino Pérez el contrato de mantenimiento de los túneles de tráfico ha durado apenas unos días (se ha dado a conocer este miércoles, pero la resolución se aplicó hace unas semanas). El recurso de Dragados ha tenido efecto: los tribunales de lo contencioso-administrativo han suspendido la medida de Manuela Carmena.

En concreto, según ha podido conocer EFE, los juzgados han dictado una medida cautelarísima que paraliza la decisión. Al mismo tiempo, se ha concedido al Consistorio madrileño un determinado plazo para justificar la retirada temporal del contrato de concesión. Desde el Ayuntamiento apuntaron que se le quitaba el servicio a la empresa que dirige Florentino Pérez por las constantes incidencias por filtraciones en nueve túneles de la capital.

En este sentido, el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha destacado que otro de los motivos que han llevado al Gobierno local a retirar temporalmente la concesión tiene que ver con la negativa de Dragados de realizar unas obras de mantenimiento necesarias. De esta manera, si la compañía se niega a acometer los trabajos, el Ayuntamiento de Madrid quiere hacerse cargo.

De hecho, tal y como se ha señalado, el Consistorio ya tiene presupuestadas las obras necesarias en los nueve túneles madrileños. No obstante, según Calvo, todo está paralizado a que los tribunales hablen y puedan dar el visto bueno a que el Ayuntamiento de Madrid se encargue de realizar unas obras que oscilan entre los 10.000 euros y los 50.000 por cada túnel.

“Son muy sencillas de ejecutar: se trata de sustituir las canaletas por las que circula el agua”, ha aseverado el delegado del Ejecutivo de Carmena. Según ha recalcado, las obras son cuanto menos “imprescindibles para el buen funcionamiento de los túneles” y son de “urgencia máxima” ya que el cierre de estas vías genera muchos problemas de atascos.

Mientras el lío judicial está abierto, Calvo ha apuntado que el Ayuntamiento de Madrid no tiene pensado sancionar a la empresa concesionaria ni abrir expediente alguno por el incumplimiento del contrato.