La banca pone sobre la mesa la mayor cifra de despidos desde el rescate de Bankia (y solo es abril)

Banco de España

Banco de España. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La banca española se encamina al mayor recorte de empleo en un solo año de toda la serie histórica del Banco de España. Contando los ajustes que se acordaron en diciembre pero que se concretarán en 2021, la cifra de despidos se compara ya con la más alta alcanzada durante la anterior crisis –en 2012 coincidiendo con el rescate de Bankia-, y todo parece indicar que acabará siendo sensiblemente superior.

Una crisis económica de proporciones nunca vistas, un entorno de tipos de interés muy exigente y un cambio en el comportamiento de la clientela. Esos son los tres factores fundamentales que explican los bancos para justificar el agresivo recorte de empleo que están llevando a cabo, y que conllevará que el año acabe con más de 18.000 trabajadores menos que el anterior.

El mayor ajuste, y de hecho el mayor ERE de la historia de la banca española es el que negocia CaixaBank tras haber absorbido Bankia. Aunque los sindicatos confían en reducir la cifra a través de las negociaciones, de momento peligran 8.291 puestos de trabajo, un 18% de la plantilla. El ajuste supone de hecho la mitad de la plantilla con la que contaba Bankia al cierre del año pasado.

También considerable es el recorte que pretende llevar a cabo BBVA, el único banco que en los últimos años había evitado aplicar un ERE, pero que este año pretende recortar de una tacada 3.798 trabajos, especialmente de la red de sucursales pero con los servicios centrales también afectados.

Estas dos negociaciones se unen a las que realizaron a finales del año pasado Banco Santander, Banco Sabadell e Ibercaja, si bien los ajustes se concretarán en este 2021. A través de diferentes fórmulas el Santander acordó 3.572 salidas, el Sabadell 1.800 e Ibercaja 750.

En la cola se encuentran los trabajadores de Unicaja y Liberbank. Las entidades fusionadas, que contarán en conjunto con unos 10.000 trabajadores si finalmente llegan a un acuerdo. En las anteriores negociaciones que mantuvieron los mismos bancos, se barajó un recorte de entre 2.500 y 3.000 empleos, si bien desde entonces ambas entidades han adelgazado ligeramente sus plantillas, por lo que el recorte podría ser menor.

De entre todos los bancos cotizados, el único en el que parece que no se acometerán recortes en principio es en Bankinter. Ayer mismo lo aseguró el director financiero, Jacobo Díaz, que puso en valor el “compromiso” con la estabilidad de la plantilla durante la pandemia.

Recorte histórico de empleo

En total, desde diciembre hasta ahora los bancos han puesto sobre la mesa nada menos que 18.211 despidos. De acuerdo con la serie histórica que elabora el Banco de España, solo en un año en toda la historia hubo un ajuste mayor. Fue en 2012, el mismo año del rescate de Bankia con ayudas europeas, y entonces la cifra fue de 18.398 en todo el ejercicio. Teniendo en cuenta que solo estamos en abril y que es más que previsible un recorte tras la fusión de Unicaja y Liberbank, todo parece indicar que en 2021 se batirá el récord del mayor recorte de empleo en el sector.

En la última década, los bancos españoles han acometido un recorte de empleos más que considerable. El sector contaba en 2009 con 263.093 empleados según las últimas cifras publicadas por el Banco de España, frente a los 176.838 al cierre de 2019, últimas cifras publicadas. El máximo que se llegó a alcanzar antes de que estallase la crisis fue de 270.855 trabajadores en 2008.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish