La banca española prepara un aluvión de dividendos tras despedir a casi 15.000 empleados

Banco de Espana

Banco de España. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de levantar su veto a los dividendos a partir del 30 de septiembre anticipa un aluvión de dividendos en todo el sector financiero europeo a partir del otoño. La banca española no será una excepción, si bien en su caso los pagos a los accionistas llegarán tras unos sensibles recortes de plantilla de casi 15.000 empleados que no han estado exentos de polémica.

El BCE anunció a finales de julio que el veto a los dividendos se levantará el 30 de septiembre, si bien pidió “prudencia” a los bancos a la hora de retribuir a los accionistas debido a que aún persisten incertidumbres sobre la evolución económica debido a la pandemia. Este anuncio fue recibido con júbilo por los bancos, que ya han anticipado cuál va a ser su política de retribuciones, con la gran mayoría de ellos situando el payout (el porcentaje del beneficio que se destina al dividendo) en el 50%.

Entre ellos se encuentra CaixaBank, que anunció durante la presentación de sus resultados trimestrales su intención de fijar un payout del 50%, sensiblemente por encima del 30% anterior a la crisis. El abono se realizará a través de un único pago en 2022. La entidad, que acaba de absorber Bankia, ha sido protagonista en los últimos meses por aplicar el mayor expediente de regulación de empleo (ERE) de la banca española en su historia, algo que provocó incluso a algunas críticas del Gobierno.

Finalmente, el ajuste se acordó con los sindicatos en 6.452 bajas voluntarias y la entidad ha recibido una sobredemanda de empleados para adherirse al ajuste.

Por su parte, Banco Santander ha apuntado la intención de retomar una remuneración a los accionistas de entre el 40% y el 50% del beneficio ordinario. Una política, que en palabras de su CEO, José Antonio Álvarez, es “prudente”, por lo que el banco no espera que el BCE le ponga ningún problema. También el Santander ha ajustado su plantilla durante la crisis, con un ERE el año pasado que se ha zanjado con la salida de 3.572 trabajadores.

Otro banco que espera poder retomar un payout del 50%, a pagar en metálico, es Bankinter. El banco que dirige María Dolores Dancausa es de los pocos que no ha aplicado un ERE durante la crisis, y de hecho ya ha adelantado que no tiene ningún plan para recortar empleo en el corto plazo. También del 50% se espera el dividendo de Unicaja. La entidad andaluza acaba de completar la absorción de Liberbank, proceso que inevitablemente llevará aparejado un ajuste de la plantilla del que todavía se desconoce su alcance.

BBVA y Banco Sabadell

Un poco más modestos serán los pagos previstos de BBVA y Banco Sabadell. El banco que preside Carlos Torres, que acordó en junio la salida de 2.935 trabajadores (incluyendo 210 excedencias, espera retomar este mismo año un pago en metálico correspondiente al 40% del beneficio.

Por último, el Sabadell espera un payout del 30%. El banco ahora con César González-Bueno a los mandos llevó a cabo un recorte de 1.800 empleos el año pasado, aunque en su nuevo plan estratégico ya anticipa nuevos recortes que podrían situarse en el entorno de los 1.200 trabajadores.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA