El Sabadell prepara un nuevo recorte de empleo en España para unos 1.200 trabajadores

César González-Bueno

César González-Bueno, consejero delegado de Banco Sabadell. Autor: Apie

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Banco Sabadell no ha terminado de adelgazar su plantilla tras la salida de 1.800 empelados acordada a finales del año pasado. El nuevo plan estratégico presentado hoy por la entidad, ahora bajo el mando de César González-Bueno, prevé un nuevo “plan de eficiencia” para ahorrar costes en unos 100 millones de euros, que podría traducirse en una salida de unos 1.200 trabajadores.

De acuerdo con el documento remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Banco Sabadell prevé acometer en España un nuevo “plan de eficiencia” en el primer trimestre de 2022, que supondrá un ahorro de costes bruto de 100 millones de euros.

El banco realizó en el primer trimestre un plan de reducción de costes que se zanjó con 1.800 prejubilaciones y supuso un ahorro bruto de costes de 141 millones de euros. Usando de guía este acuerdo y extrapolándolo, el nuevo ajusto supondría la salida de unos 1.200 trabajadores.

Preguntado por este plan durante la presentación ante analistas, el consejero delegado, César González-Bueno, ha descartado poner una cifra sobre la mesa y limitarse a unas “orientaciones generales” porque se trata de un tema “sensible”. Los “detalles concretos” sobre personas y oficinas afectadas por este plan de eficiencia “los reservamos para el futuro”, ha explicado el banquero; de momento “lo que queremos es dar un guidance”.

Rentabilidad y beneficios

De acuerdo con el Plan Estratégico presentado hoy, el Sabadell espera ganar cerca de 700 millones de euros en 2023, según sus previsiones de conseguir una rentabilidad sobre capital tangible (ROTE) por encima del 6% al final del período.

El nuevo plan estratégico 2021-2023 de la entidad bancaria se basa en transformar su estrategia de banca retail y potenciar el segmento de empresas en España. En este escenario a dos años vista, todavía afectado por la pandemia, el banco prevé mantener la tasa de morosidad y la ratio de cobertura de la misma en niveles similares a los actuales, si bien contempla una reducción del coste de riesgo hacia los 45 puntos básicos para el total del grupo –55 puntos básicos exTSB–, mientras que el pico de morosidad se prevé en el año 2022.

El banco, que también prevé mantener “en todo momento” la ratio de capital CET1 fully loaded por encima del 12%, ha asegurado que se encuentra en una cómoda situación de liquidez que le permitirá afrontar la devolución del TLTRO sin necesidad de incurrir en unos volúmenes de emisiones mayoristas significativos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA