Hernández de Cos apunta que “hay margen para más consolidación” en pleno baile de fusiones

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha valorado hoy que todavía “existe margen” para una mayor consolidación del sector financiero. Unas palabras que llegan en un momento en que la banca se ha embarcado en un nuevo baile de fusiones, después de que al acuerdo entre Bankia y CaixaBank se hayan sumado las negociaciones entre Unicaja y Liberbank.

Hernández de Cos, que ha comparecido ante la Comisión de Asuntos Económicos del Congreso, ha valorado que “los procesos de consolidación en el sector, para los que todavía existe margen, pueden favorecer el fortalecimiento de las entidades y del sistema en su conjunto”. En ese sentido, ha recordado que las operaciones corporativas “son responsabilidad de los equipos gestores y los accionistas”, mientras que el papel del Banco de España y el Banco Central Europeo (BCE) es “analizar la viabilidad de los proyectos de fusión que se nos presenten y, llegado el momento, vigilar su adecuada ejecución”.

“En nuestra valoración analizaremos las operaciones frente a los objetivos de política pública que tenemos asignados como supervisores, que debemos velar por la solvencia de las entidades y la estabilidad financiera”, ha añadido.

El gobernador ha valorado que por el momento el deterioro de la rentabilidad de los bancos debido a la crisis provocada por la pandemia de covid-19 “no se ha traducido en una reducción de la solvencia de las entidades”, gracias en buena parte, a medidas como la prohibición de repartir dividendos.

No obstante, “no debemos ser complacientes con esta situación”, ya que “el deterioro previsible de los activos va a tener, de acuerdo con nuestros análisis, un impacto significativo sobre la solvencia de las entidades”. Además, “este impacto afectará de forma diferente a unas y otras, dependiendo tanto de su punto de partida como de su distinta exposición a los sectores más afectados por esta crisis”.

En ese sentido, “el BCE ha llevado a cabo recientemente un análisis de vulnerabilidad de las entidades bancarias bajo su supervisión”. Los resultados de este ejercicio muestran que en el escenario más severo -en el que el PIB del área del euro acumula una caída hasta 2022 del 6%-, la reducción de la ratio de solvencia sería de 5,8 puntos porcentuales, lo que dejaría el CET1 medio en el 8,8% de los activos ponderados por riesgo. Además, “en este escenario un porcentaje significativo de bancos se quedarían por debajo de los requerimientos prudenciales mínimos”.

“La probabilidad de ocurrencia de este escenario es baja”, pero no desdeñable”, ha avisado el gobernador del Banco de España.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA