Garrido asciende en la Comunidad de Madrid a dos asesores controvertidos

Angel Garrido, portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Ángel Garrido, a su llegada a lo más alto de la Comunidad de Madrid tras la salida de Cristina Cifuentes, decidió remodelar el Gobierno madrileño. Más allá de cambios en los dirigentes de las consejerías, el nuevo presidente autonómico procedió a realizar modificaciones en los departamentos más polémicos. Así sucedió en la Consejería de Sanidad. Pero no han sido los únicos movimientos que ha hecho el dirigente.

Garrido ha nutrido su entorno más cercano con los asesores que dejó Cifuentes y con dos ascensos cuanto menos controvertidos. El presidente de la Comunidad de Madrid ha seleccionado a Jorge Rodrigo Domínguez para ser el responsable del Ejecutivo madrileño en las relaciones con la Asamblea de Madrid. El cargo lo sustentaba Blanca Pinedo, que ahora ha ascendido a viceconsejera de Presidencia.

El otro gran cambio que ha llevado a cabo el presidente autonómico se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) el pasado 31 de mayo. Garrido nombraba como asesora técnica del Gabinete del Presidente a Cristina Sánchez Masa. Un nombre muy ligado al dirigente: fue su asesora cuando estaba al frente de la Vicepresidencia, la Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno.

No es la única asesora que Garrido se lleva para su gabinete desde que salió de la vicepresidencia directo a suceder a Cifuentes. María Nuria Santos de la Calle, tras el adiós de Marisa González, se ha convertido en su jefa de Gabinete; ya asumió esas funciones cuando el popular estaba al frente de su antiguo departamento.

María Pelayo ya es la nueva directora de Medios de Comunicación de la región: ese cargo también lo asumía Marisa González, mano derecha de Cifuentes.

El PP de Madrid ficha a una tertuliana del corazón como responsable de Comunicación y Medios

Leer más

Jorge Rodrigo y el ‘caso Madrid Arena’

Sin embargo, la polémica ha acompañado a dos de estos nuevos asesores. Jorge Rodrigo y Cristina Sánchez Masa han ligado parte de su trayectoria política a los titulares de prensa y a los problemas judiciales. El primero –que entró como asesor de Cifuentes en abril de 2016 y que ahora será el enlace del Gobierno con la Asamblea– fue ex director gerente de Madrid Espacios y Congresos (Madridec).

La figura de Rodrigo tomó protagonismo cuando sucedió la tragedia del Madrid Arena. Ana Botella le cesó en dicho cargo después de que se publicase que firmó un “compromiso de fidelización” de este espacio de ocio con el empresario Miguel Ángel Flores. La que fuera alcaldesa de la ciudad tomó la decisión al descubrir que no se había puesto en su conocimiento este acuerdo.

De hecho, el hoy responsable de las Relaciones con la Asamblea encargado de gestionar este espacio del Ayuntamiento de Madrid. El juez decidió no imponerle ninguna medida cautelar tras haberle escuchado cinco horas de declaraciones. En ese momento, Rodrigo culpó a cuatro subordinados suyos de ser los responsables de que no se frenara el evento de aquel 1 de noviembre.

En este sentido, el exgerente insistió en que la seguridad interior correspondía a la empresa Seguriber y que sus subordinados, Rafael Pastor, Francisco del Amo, José Ruiz Ayuso y Jorge Rodríguez Caamaño -todos ellos responsables de seguridad-, eran las personas que tenían que haber inspeccionado el pabellón y haber paralizado la realización de la fiesta en caso de ver que se incumplían las mínimas medidas.

Cristina Sánchez Masa y el PP de Boadilla

Por su parte, el historial político de Cristina Sánchez Masa tampoco ha eludido los líos judiciales.

Presente en los años en los que Arturo González Panero, alias ‘El Albondiguilla’, gobernaba en Boadilla del Monte –hasta que tuvo que dimitir por la Gürtel-, la nueva asesora técnica de Garrido estuvo envuelta en una sentencia que le obligaba, junto a sus compañeros, a devolver 100.000 euros que cobraron de manera irregular en dicho municipio.

En concreto, el Tribunal Superior de Madrid ratificó en 2014 una condena anterior en la que ordenaba a 16 exconcejales de Boadilla, entre los que estaba Sánchez Masa, a devolver 88.023 euros más los intereses que van desde el 28 de junio de 2007 hasta el 18 de marzo de 2010. En dicha sentencia, se consideraba que el PP se había constituido como grupo municipal de manera ilegal.

Hemeroteca: El PP de Boadilla tendrá que devolver más de 80.000 euros al quedarse sin grupo municipal

Leer más

“No debieron percibir las asignaciones como grupo municipal”, aseveró la Justicia madrileña. El secretario del Ayuntamiento de Boadilla dio su visto bueno, pero la oposición detectó que se había constituido irregularmente, al ver que faltaba el escrito de constitución firmado por todos los concejales en el que se designaba al portavoz y al portavoz suplente. Un fallo técnico del que se benefició la nueva asesora técnica de Garrido.

El caso aún tuvo más recorrido después de que en 2016, como publicó El Confidencial, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 18 de Madrid citó al PP nacional para dilucidar en una vista de alegaciones quién es el responsable final de la deuda que se acumuló.

La lista de asesores que ha nombrado Garrido para ayudarle hasta las elecciones autonómicas se completa con viejos nombres que ya estaban al lado de Cifuentes mientras ella era presidenta de la Comunidad de Madrid. José María Ortíz Claver, Blanca Torquemada Sánchez, Pedro María Claver Martín y Antonio Astorga Casado repiten en su cargo, tal y como aparece en el BOCM.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish