En España en 2050 todavía quedarán 60 años para pagar la deuda del covid-19

Billetes de euros

Billetes de euro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El fuerte estímulo fiscal a raíz de la crisis del covid-19 vendrá seguido de una digestión pesada. Así lo pone de relieve un reciente informe de Allianz en el que los expertos de la aseguradora analizan la senda de deuda pública de la eurozona para las próximas décadas. El resultado de este ejercicio es desolador para el caso de España: se tardará entre 47 y 89 años en reducir el exceso de deuda por la pandemia.

El pasado jueves el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentaba el informe España 2050, en el que una serie de expertos analizan los retos económicos y sociales a los que se enfrenta el país en las próximas tres décadas. Aunque a plazos tan largos es difícil hacer pronósticos, lo que sí puede decirse es que para entonces, y si no cambia mucho la cosa, la losa de la deuda pública seguirá siendo más que pesada.

De hecho, de acuerdo con un informe elaborado por Allianz, España tardará en pagar el exceso de deuda causado por la crisis del covid-19 entre 47 y 89 años.

Siete países duplican los objetivos de Maastricht

La expansión fiscal para hacer frente a la crisis provocada por la pandemia ha provocado un notable deterioro de las finanzas públicas en toda la eurozona. Como resultado, nada menos que siete países -Grecia, Italia, Portugal, España, Chipre, Francia y Bélgica (que en conjunto representan más del 50% del PIB de la eurozona- cuentan ahora con ratios de deuda cercanos o superiores al 120% del PIB, es decir, el doble del objetivo de deuda de Maastricht, según los cálculos de los expertos de Allianz.

“El sobreendeudamiento del Covid-19 resultará pegajoso: en 2021-22, la relación deuda/PIB de la eurozona debería estabilizarse en gran medida en torno al 100%, ya que los déficits siguen siendo abultados”.

“Pero lo que ocurra después de 2022 es una incógnita, ya que depende de una compleja combinación de supuestos”, destacan los analistas. Según sus estimaciones, “a menos que los pesos pesados de la Eurozona, como Francia, España e Italia, registren aumentos notables en el crecimiento del PIB nominal y/o mejoren los saldos primarios, es evidente que no es posible volver a los niveles de deuda/PIB anteriores a la crisis para 2035”.

En particular, una vuelta al ‘business as usual’ fiscal, es decir, con un crecimiento nominal y un saldo primario medio como el observado durante el período 2000-2019, “los coeficientes de deuda soberana en las economías clave se moverían en gran medida de forma lateral durante los próximos 15 años”. El resultado es que si bien Alemania volvería a los niveles de deuda anteriores al Covid-19 para 2028, otros pesos pesados necesitarían mucho más tiempo: Francia 67 años, Italia 26 años y España 89 años.

El largo camino por delante que tiene España

“El problema de España no es la falta de crecimiento, sino su dificultad para controlar su déficit”, explica Allianz, por lo que “cualquier progreso en este frente proporcionaría un notable viento de cola al proceso de desapalancamiento”. “En un escenario de vuelta a la normalidad, la deuda pública española se movería en gran medida de forma lateral a lo largo del horizonte de previsión, registrando un todavía elevado 115% del PIB en 2035”. A este ritmo de reducción de la deuda, “España tardaría 89 años en eliminar el exceso de deuda del covid-19”.

Sin embargo, los expertos de la aseguradora alemana, reconocen que “los años previos a la crisis del covid-19 pueden servir como una guía más apropiada, es decir, el período posterior a la crisis de la deuda de la Eurozona”. En este escenario, la deuda pública española se reduciría algo más rápidamente, alcanzando el 112% del PIB en 2035, mientras que “el número de años necesarios para reducir el exceso de deuda del covid-19 se reduciría casi a la mitad, de 89 a 47”.