El Santander arranca mañana su nuevo programa de recompra de acciones de 865 millones de euros

Banco Santander

Banco Santander. Autor: Jaime Pozas

Banco Santander iniciará mañana un nuevo programa de recompra de acciones propias por un importe máximo de 865 millones de euros, equivalente a aproximadamente 20% del beneficio ordinario del grupo en el segundo semestre de 2021, tras haber obtenido las autorizaciones regulatorias pertinentes, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El propósito del programa es reducir el capital social del banco mediante la amortización de las acciones adquiridas en el programa de recompra, en ejecución de la reducción de capital que someterá a la aprobación de la junta general ordinaria de accionistas de 2022.

El número máximo de acciones a adquirir en ejecución del programa dependerá del precio medio al que tengan lugar las compras, pero no excederá del 10% del capital social del banco.

Los títulos se comprarán a precio de mercado, aunque sujeto a algunas siguientes restricciones. La intención de Santander es ejecutar el programa de manera que el precio máximo al que se adquieran acciones no exceda de 4,12 euros.

El programa de recompra arrancará el 15 de marzo y durará hasta el 18 de mayo de 2022, aunque Santander puede finalizarlo antes de esa fecha si se alcanza el importe monetario máximo o si concurriera alguna otra circunstancia que así lo aconsejara.

La recompra será llevada a cabo por el equipo responsable de la ejecución de operaciones de acciones propias y las adquisiciones bajo el programa de recompra se efectuarán únicamente en centros de negociación localizados en España.

Banco Santander anunció el pasado 24 de febrero su intención de proponer a la junta de accionistas un dividendo complementario en efectivo de 5,15 céntimos por acción y un nuevo programa de recompra de acciones por importe de 865 millones de euros, en línea con la política de remuneración al accionista de 2021, que establece una remuneración total de aproximadamente el 40% del beneficio ordinario, dividida a partes iguales entre dividendo en efectivo y recompra de acciones.

De acuerdo con esta política, el capital repartido a los accionistas a cuenta del ejercicio 2021 ascenderá a un total de 3.400 millones de euros, la mitad en efectivo y la otra mitad como recompra de acciones, lo que equivale a una rentabilidad por dividendo del 7%.