El PP se abraza ya a Feijóo mientras Casado no se mueve de Génova

Pablo Casado

El líder del PP, Pablo Casado, en el Congreso. (Foto: Congreso)

El PP se abraza ya a Alberto Núñez Feijóo. Los populares se vuelcan en elogios hacia el presidente de la Xunta de Galicia. La ‘era Pablo Casado’ en las filas del partido parece haber ya terminado. Más aún tras su intervención esta mañana en la sesión de control al Gobierno, con claros tintes de despedida tanto en su discurso como al abandonar el hemiciclo. Antes, ha podido escuchar el aplauso de los diputados de su grupo, los mismos que le han abandonado en la crisis motivada por el choque con Isabel Díaz Ayuso.

Los halagos hacia el dirigente gallego se suceden con el paso de las horas. No hay dirigente que se precie que no ensalce a Feijóo. El máximo responsable de la Xunta es un “referente” para el PP. Este ha sido uno de los calificativos más escuchados en las filas de la formación conservadora.

Alberto Núñez Feijóo es una figura de “referencia, el decano de los presidentes, y una persona muy respetada no sólo en el ámbito del partido, sino también en el ámbito social”, ha afirmado este miércoles el presidente de Andalucía, Juanma Moreno, según Europa Press. Un “referente” para el PP con un “liderazgo moral indiscutible”, ha apuntado, por su parte, el jefe en funciones de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

Para la responsable de Economía del partido, la exministra Elvira Rodríguez, Feijóo es “un valor de primer nivel” para hacer de la formación una alternativa real al Gobierno de Pedro Sánchez, recoge la mencionada agencia. “Un gran líder”, ha apostillado, por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

Todas estas declaraciones ponen de manifiesto que el partido está volcado con el dirigente gallego. Lo único que falta es que asuma el liderazgo. Sin embargo, él sigue jugando al despiste. No ha confirmado que vaya a dar este paso, que quiera tomar las riendas del PP.

Mientras tanto, Pablo Casado todavía es presidente de la formación. No ha dimitido. Su futuro está en el aire. Según algunos medios, podría estar pensando en seguir hasta que se convoque el congreso extraordinario del PP, que está en manos de la Junta Directiva Nacional que se reúne el martes, 1 de marzo. Otros, por su parte, señalan que otra opción pasa por retrasar su adiós hasta el propio cónclave.

Lo único que está claro es que esta tarde Casado se ve con Feijóo, así como con el resto de barones territoriales del partido, en la sede nacional.  Tras este encuentro puede que se arroje algo más de luz sobre las próximas decisiones del aún líder del PP.