El mayor banco italiano, obligado a pagar seis veces más para financiarse en el mercado

Unicredit
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El pulso entre Roma y Bruselas por los presupuestos de 2019 empieza a notarse ya en la desconfianza de los mercados a Italia, con un coste especial para el sector financiero. Eso parece poder deducirse después de que Unicredit, el mayor banco del país, haya tenido que recurrir a Pimco para recaudar 3.000 millones de euros de financiación, y pagando seis veces más que en la última operación realizada en enero.

Pimco fue el único comprador de una venta sorpresa de bonos a cinco años por parte del banco, según ha publicado la agencia Bloomberg, que cita a dos personas con conocimientos de la transacción que pidieron no ser identificadas. Los bonos, denominados en dólares, pagarán el equivalente a 420 puntos básicos sobre la tasa swap del euro. Esto se compara con el diferencial de 70 puntos sobre el swap que pagó en bonos senior no preferentes, también a cinco año, en enero.

La banca italiana se enfrenta a un aumento de los costes de financiación por las tensiones entre Roma y Bruselas. A ello se suma la preocupación por los vencimientos a partir del próximo año de la liquidez barata otorgada por el Banco Central Europeo (BCE).

La posibilidad de que los costes se encarezcan aún más puede justificar hacer la venta de bonos ahora, incluso a un precio alto, de acuerdo con Tom Kinmonth, analista de ABN Amro. Si bien el precio, muy por encima del precio de mercado, tendrá un impacto en la rentabilidad del UniCredit, “ha colocado al banco en una mejor posición sobre el capital por un período prolongado”.

Pimco y UniCredit tienen un largo historial conjunto. La firma estadounidense fue uno de los dos compradores que se hicieron con un paquete de 17.700 millones de euros en préstamos improductivos que el banco vendió a principios de año. En 2016, Pimco ya se situó entre los pocos inversores que se ofrecieron a comprar los bonos más arriesgados del banco, señala Bloomberg.

Se trata de la segunda venta que realiza Unicredit este año de bonos senior no preferentes, un tipo de título que, por un lado, puede entrar en las carteras de los gestores de fondos que sólo pueden invertir en deuda senior, y por el otro, permite absorber pérdidas a los inversores. Es decir, no sólo le otorga al banco financiación, sino que le permite reforzar su posición de capital.

La emisión realizada por Unicredit, que cuenta con calificación de grado de inversión, es una de las mayores ventas de este tipo de lo que va de año. Normalmente, estas operaciones de este tipo se realizan a través del mercado de bonos sindicados, donde los bancos son contratados para construir un libro de órdenes de un gran número de administradores de fondos.