El IPC de Alemania, en máximos de tres décadas con los precios de la energía disparados un 14,3%

alemania berlin puerta de brandenburgo

Puerta de Brandeburgo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Oficina Federal de Estadísticas (Destatis) de Alemania ha confirmado hoy que el índice de precios al consumo (IPC) alcanzó una tasa interanual del 4,1% en septiembre, la más alta desde hace 28 años. La subida de la inflación se vio impulsada por los precios de la energía, que se dispararon un 14,3%.

La inflación no superaba el 4% desde diciembre de 1993, cuando se situó en el 4,3%. En su tasa mensual, el IPC se mantuvo sin cambios respecto a agosto.

“Hay varias razones que explican la elevada tasa de inflación, entre ellas los efectos de base debidos a los bajos precios en 2020”, explica Destatis. La agencia cita “especialmente” la reducción temporal del IVA en el segundo semestre de 2020 y la fuerte caída de los precios de los productos petrolíferos hace un año. Otros factores fueron los efectos relacionados con la crisis, como los marcados aumentos de precios en las fases previas del proceso económico.

Aumento de los precios de la energía y los alimentos

Los precios de los productos (en total) aumentaron un 6,1% entre septiembre de 2020 y septiembre de 2021, por encima de la media. Dentro de ellos, el aumento de los precios de los productos energéticos (+14,3%) fue “notablemente superior” a la inflación general. Se registraron fuertes subidas de precios en el gasóleo de calefacción (+76,5%) y en los carburantes (+28,4%). También subieron los precios del gas natural (+5,7%) y la electricidad (+2,0%).

La tasa de inflación excluida la energía se situó en una tasa del 3,1% en septiembre.

Pero se registraron aumentos de precios por encima de la media interanual no sólo en los productos energéticos, sino también en los alimentos (+4,9%). Los precios aumentaron notablemente con respecto a septiembre de 2020 en el caso de las hortalizas (+9,2%), así como en el de los productos lácteos y los huevos (+5,5%).

Además, los bienes de consumo duradero, como el material de transporte (+6,4%) y el mobiliario y el material de iluminación (+4,4%), registraron asimismo importantes subidas de precios.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA