El Ibex 35 suaviza el golpe inicial pero sigue en pérdidas

Bolsa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Tras el golpe inicial de una apertura en la que se extendió el pánico vendedor que ayer ‘arrasó’ Wall Street y esta madrugada las principales bolsas de Asia, poco a poco la calma regresaba a los mercados de renta variable en Europa, si bien los descensos eran todavía considerables durante la mañana.

El Ibex 35, que durante la apertura caía más de un 3% y perdía la cota de los 9.900 puntos, suavizaba los números rojos a media mañana y se dejaba un 1,7%. También fuertes retrocesos del entorno del 2% para el Eurostoxx y las Bolsas de Frankfurt, París y Londres.

En la jornada asiática, el Topix nipón bajó más del 6%, marcando su mayor caída diaria en un año y medio, mientras que el índice Nikkei se dejó un 6,5%. También fuertes descensos en el Hang Seng de Hong Kong, que retrocedió también más de un 6% en su peor sesión en seis años y medio.

Todo después de una jornada confusa en Wall Street provocada por un repentino temor de los inversores a que las presiones inflacionistas estén llevando a su fin la era del dinero barato. De un plumazo, el índice S&P 500 cerró con una caída de un 4,1% hasta los 2.648,94 puntos, su mayor caída porcentual desde 2011, cuando EEUU perdió su ‘Triple A’, con apenas dos valores escapando del rojo. No le fue mejor al Dow Jones, que retrocedió un 4,6% tras perder 1.175 puntos. El tecnológico Nasdaq cedió un 3,8%.

La oleada de ventas masivas que dio la bienvenida a la llegada de Jerome Powell a la Reserva Federal, generó sospechas de que los inversores se vieron obligados a deshacerse de sus posiciones apresuradamente. El índice de volatilidad de Vix, conocido como indicador de miedo de Wall Street, alcanzó ayer lunes 37,32, su nivel más alto desde la devaluación de la moneda china de agosto de 2015, y por encima de los niveles alcanzados durante la crisis de la deuda griega de 2015 y tras el referéndum del Brexit en 2016.