El Gobierno dará ayudas de 200 euros a los más vulnerables, baja el precio del transporte y sube pensiones

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

El Gobierno ha dado luz verde, en un Consejo de Ministros extraordinario, a un nuevo paquete de medidas anticrisis para hacer frente al alza de la inflación. Según ha anunciado Pedro Sánchez, además de la rebaja del IVA en la factura de la luz ya adelantada, se subirán un 15% las pensiones de jubilación e invalidez no contributivas, se prorroga la bonificación de 20 céntimos al combustible, se rebaja el abono transporte y se limita el precio de la bombona de butano, entre otras cosas. Asimismo, ha puesto fecha al impuesto a las empresas energéticas, que no entrará en vigor este año.

El primer plan de respuesta a las consecuencias de la guerra en Ucrania, aprobado hace tres meses, “nos ha permitido amortiguar de alguna forma los efectos de crisis inflacionista”, ha destacado el presidente del Gobierno en una comparecencia en el Palacio de la Moncloa. No obstante, “la inflación en Europa es extraordinariamente elevada”. También en España. Ante esto, ha defendido que el Ejecutivo de coalición ha actuado. Con las medidas aprobadas este sábado, ha sostenido, “vamos a contener en 3,5 puntos el IPC”. De no hacerlo la inflación rondaría los 14 o 15 puntos, ha afirmado Sánchez.

Tras recordar que “en los planes del Gobierno” no figuraba una pandemia ni una guerra en Europa, el presidente ha apuntado que a lo largo de los últimos meses se aprobó “toda una batería de medidas que nos permitieron salir de la crisis”. Ahora, ha incidido, “vuelve a adoptar nuevas medidas para proteger a familias y empresas”, que suponen un esfuerzo presupuestario superior a los 9.000 millones de euros. En concreto, 5.500 millones en gasto y 3.600 en reducción de ingresos como consecuencia de rebajas fiscales.

El plan anticrisis contempla, ha detallado Sánchez, una nueva rebaja del IVA en el precio de la luz, que pasa del 10% al 5%. Así, “estamos rebajando un 80% los impuestos vinculados con la fatura de la luz”. A esto hay que añadir que se mantiene la reducción de 20 céntimos litro del combustible.

Asimismo, y para fomentar el uso del transporte público, el Gobierno ha dado luz verde a una reducción del 50% del precio de todos los abonos mensuales y de cualquier título multiviaje prestados por el Estado, como Renfe. Además, un 30% de reducción para abonos transporte prestados por las Comunidades Autónomas y entidades locales. Esta rebaja estará en vigor desde 1 de septiembre y su financiación correrá íntegramente a cargo del Ejecutivo. Por ejemplo, el bono de Cercanías pasará de 29 euros a 14,5 euros.

Para reforzar la protección a las personas vulnerables continuará el incremento del 15% del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y el tope en los precios de los alquileres, entre otras cosas.

Las pensiones también se verán afectadas. En este sentido, ha anunciado que aumentarán un 15% las pensiones de jubilación e invalidez no contributivas. Lo que se traducirá en 60 euros más al mes.

Una ayuda directa de 200 euros para autónomos y desempleados con bajos ingresos, que se podrán solicitar durante julio, se incluye también en este plan, además de limitar el precio máximo de la bombona del butano, que estará en vigor hasta 31 de diciembre. El cheque social supone 100 euros menos que lo propuesto por la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Se prorroga hasta septiembre, asimismo, el aplazamiento del pago de las cuotas de la Seguridad Social al sector pequero y agrario y continuará el IVA al 4% en las mascarillas quirúrgicas.

Sin impuesto a las energéticas hasta el 1 de enero de 2023

Respecto a la creación de un impuesto a los beneficios extraordinarios de las compañías energéticas ante el alza de los precios, Sánchez ha señalado que no está incluida en el citado plan. Se hará mediante una proposición de ley que se presentará en próximas semanas para que entre en vigor el 1 de enero de 2023.

“Las cargas de esta situación tan dolorosa deben repartirse con justicia”, ha defendido el presidente del Gobierno, que ha remarcado que “deben aportar más quienes están en mejores condiciones, quienes obtengan réditos indirectos de esta subido de precios deben aportar de forma adicional”.

En su opinión, “somos una comunidad, quienes más obtienen deben contribuir más al sacrificio colectivo”.