El CEO del Santander defiende los sueldos de los banqueros y no cierra la puerta a más ajustes de personal

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander. Autor: Banco Santander

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha salido al paso de las críticas de la ministra de Economía, Nadia Calviño, por los elevados sueldos de los banqueros en plena oleada de despidos del sector. Según ha defendido, las remuneraciones no solo están reguladas, sino que en Europa parten de una situación de “desventaja” frente a otras geografías.

“El esquema de remuneración de la banca es el más regulado de los que conozco”, ha defendido el ejecutivo, que ha recordado que está definido por “una directiva comunitaria con unos patrones que se tomaron tras la crisis financiera”. La actual normativa establece que la retribución variable no puede superar el 100% del sueldo fijo en los altos directivos, se cobra parte en acciones y se encuentra diferida hasta cinco años, con cláusulas de reducción (malus) y recuperación de importes (clawback). Asimismo, ha defendido la “fuerte” labor de “governance” de las entidades, con las retribuciones fijadas por el comité de retribuciones, aprobadas por el consejo y sometidas a la junta de accionistas.

“Un segundo elemento es la relación con el mercado”, ha defendido Álvarez, que ha asegurado que “el esquema europeo nos sitúa en alguna desventaja” frente a otros países y también frente a otros competidores como las fintech, que “tienen mucha más flexibilidad”. Pese a ello, “al final la evolución de los sueldos está muy correlacionada con la industria”.

El CEO del Santander contesta así a Calviño, que hace apenas unos días señaló que las retribuciones de los banqueros “no se corresponden en absoluto con la situación económica de nuestro país, y menos aún en entidades que están anunciando fuertes recortes de personal y cierre de oficinas”.

Nuevos ajustes de personal

Durante la presentación de resultados del primer trimestre, el banquero además no ha cerrado la puerta a seguir realizando ajustes de personal. “Esto es un proceso de transformación donde tratamos de tener un modelo de banco y distribución acorde con las demandas de los clientes”, ha señalado antes de explicar que “la transaccionalidad en la oficina ha caído fuertemente y es un proceso creciente”. “Hay un cambio en el modo de hacer la banca”, ha insistido; “un cambio tecnológico muy disruptivo” que ha venido de la mano además de “unos tipos de interés muy bajos” y con “un número de entidades alto”, ha añadido.

“Siempre es mejor contratar que reducir el número de empleos”, ha reconocido el consejero delegado, pero hay que adaptarse al nuevo modelo “y lo hacemos de la mejor manera que podemos”. En ese sentido, “nuestras experiencias han sido buenas, hemos ofrecido recolocaciones que han funcionado muy bien y esperamos que siga siendo así”, ha defendido.

El Santander acordó a finales de diciembre con los sindicatos la salida de 3.572 trabajadores, un ERE que se ha visto seguido en las últimas semanas por las negociaciones en la misma línea que han abierto BBVA y CaixaBank.

Resultados de Banco Santander

Banco Santander alcanzó un beneficio atribuido de 1.608 millones de euros durante el primer trimestre de este año, un incremento del 386% respecto a los 331 millones el mismo periodo del año anterior, cuando realizó una provisión de 1.600 millones de euros a causa de la pandemia.

Eso sí, el banco registró en el primer trimestre de este año un cargo neto por valor de 530 millones de euros correspondiente a los costes de reestructuración previstos para el conjunto del año, principalmente en Reino Unido y Portugal.