El Santander multiplica por cinco sus beneficios por las menores provisiones

Ana Botín, presidenta de Banco Santander

Ana Botín, presidenta de Banco Santander. Autor: Banco Santander

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Banco Santander alcanzó un beneficio atribuido de 1.608 millones de euros durante el primer trimestre de este año, un incremento del 386% respecto a los 331 millones el mismo periodo del año anterior, cuando realizó una provisión de 1.600 millones de euros a causa de la pandemia.

Eso sí, el banco registró en el primer trimestre de este año un cargo neto por valor de 530 millones de euros correspondiente a los costes de reestructuración previstos para el conjunto del año, principalmente en Reino Unido y Portugal. Sin ese cargo, el beneficio ordinario en el primer trimestre del año fue de 2.138 millones de euros, un 50% más que en el último trimestre de 2020 y que compara con los 377 millones de euros del mismo periodo del año anterior. Este es el mayor beneficio ordinario de Santander desde el segundo trimestre de 2010.

El margen de intereses creció un 5% gracias a que el nuevo crédito volvió a los niveles previos a la pandemia en Europa y Sudamérica, con un crecimiento del margen de intereses destacado en Reino Unido (+24%), España (+10%) y Brasil (+6%). Los ingresos por comisiones se recuperaron hasta los niveles previos a la pandemia gracias a la mayor actividad, al crecimiento en servicios y productos de mayor valor añadido, sobre todo en Santander CIB y seguros.

Los ingresos totales aumentaron el 8%, hasta 11.390 millones de euros. Gracias a ello y a la disciplina en el control de costes al banco pudo aumentar su beneficio antes de provisiones (margen neto) un 15%, hasta 6.272 millones de euros.

Los costes se mantuvieron estables como consecuencia de los planes de eficiencia que se han puesto en marcha, sobre todo en Europa. La ratio de eficiencia mejoró hasta el 44,9%, es decir, 2,3 puntos porcentuales menos, lo que convierte a Santander en uno de los bancos globales más eficientes.

Moratorias

Por otro lado, el Santander señala que en marzo de 2021 ya había expirado el 86% de las moratorias concedidas durante la pandemia, con el 5% de estos créditos en fase 3 (es decir, dudosos). La cartera restante en moratoria asciende a 16.000 millones de euros (principalmente, España y Portugal), de los que unos 7.000 millones de euros expiran al final del segundo trimestre.Del total de créditos sujetos a moratoria, el 73% está garantizado.

Como consecuencia del aumento del ahorro de las empresas y las familias durante la pandemia, los recursos de clientes superaron el billón de euros por primera vez (1,01 billones). Los depósitos a la vista crecieron un 14%, hasta los 668.000 millones de euros, y los fondos de inversión subieron un 19%, hasta los 170.000 millones. En comparación con diciembre de 2020, los depósitos a la vista crecieron un 2%, mientras que los fondos de inversión lo hicieron en un 3%

En cuanto a la solvencia, la ratio de capital CET1 subió 72 puntos básicos frente al año anterior, hasta el 12,30%, por encima del rango objetivo del 11-12%. La entidad reservó 15 puntos básicos de capital para remuneración al accionista, equivalente a un 40% del beneficio ordinario del trimestre.

El banco devengará el 40% del beneficio ordinario durante el año para dicha remuneración una vez los supervisores lo permitan.

Valoración de Ana Botín

“Los resultados del primer trimestre muestran nuestra gran orientación al cliente y las ventajas de nuestra diversificación. Son buenos resultados en todas las regiones, destacando el fuerte crecimiento en Estados Unidos, Reino Unido y en banca corporativa y de inversión”, ha resaltado la presidenta de Banco Santander, Ana Botín.

“Continuamos apoyando a nuestros clientes siendo parte de la solución a la respuesta a la pandemia, a la vez que mantenemos la fortaleza de nuestro balance La calidad crediticia es sólida y el capital se mantiene por encima de nuestro objetivo, lo que nos permite devengar el 40% del beneficio ordinario durante el año para remunerar a los accionistas una vez los supervisores lo permitan”, ha añadido.

Botín ha resaltado que el éxito de la vacunación es clave para la recuperación económica. “Confiamos en alcanzar nuestros objetivos para 2021, con la mejora en la ratio de eficiencia, la reducción del coste del crédito y el aumento de la rentabilidad”, ha señalado.