RTVE

Dimite José Manuel Pérez Tornero como presidente de RTVE

El hasta ahora máximo responsable de la corporación renuncia al cargo. “No se dan las circunstancias para sostener la viabilidad de mi proyecto”.

RTVE

El presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, ha anunciado su renuncia año y medio después de acceder al cargo. “Hace dieciocho meses, las Cortes”, recuerda en una carta, “me encargaron la misión de llevar adelante el proyecto de gestión que presenté al concurso público”. Ahora, sostiene, “no se dan las circunstancias para sostener la viabilidad de mi proyecto” y toca decir ‘adiós’.

Pérez Tornero señala, en una carta colgada por RTVE.es, que los objetivos cuando llegó al puesto “eran muy explícitos”. “Gestionar con un consenso amplio, sin partidismos; con profesionalidad e independencia; afianzar el pluralismo interno y dejar atrás la fragmentación corporativa”. “Pero, sobre todo”, incide, “se trataba de hacer que RTVE contribuyese a crear una esfera pública sosegada, dialogante y sin polarización”. Una labor de gran “complejidad y dificultad”.

Según defiende, “creo, honesta y humildemente, que hemos avanzado mucho en estos pocos meses y que se han sentado las bases de la transformación. Pero, al mismo tiempo, he de reconocer que, tomando en cuenta muchos factores, ya no se dan las circunstancias para sostener la viabilidad de mi proyecto”. En su opinión, es “el momento de dar cuenta de lo avanzado y de explicar por qué se impone dar un paso al lado”.

Tras defender la contribución “al diálogo sereno, respetuoso e informado”, así como “a hacer avanzar un periodismo de calidad propio de RTVE” y a renovar “formatos, programas y planes de producción que se encontraban, como mínimo, estancados”, entre otras cuestiones, ha anunciado su renuncia.

Pérez Tornero dimite “porque he constatado que, dentro del máximo órgano de administración de RTVE -y pese a los esfuerzos ímprobos realizados por algunos de sus componentes- ya no se dan las condiciones mínimas para el consenso transversal, ni para la conformación de una mayoría plural, estable y coherente; y, en muchas ocasiones, ni tan solo el clima propicio al diálogo que necesitamos para culminar el proyecto”. “Lo cual”, asegura, “dificulta mucho la gobernabilidad de la empresa, e impide llevar a cabo la transformación con la que todos nos habíamos comprometido”

“Por esta razón”, continúa, “antes de tener que dejar de lado mis convicciones y mi responsabilidad institucional con el compromiso adquirido, tengo la intención, en las próximas horas, de presentar mi renuncia a la presidencia de RTVE, y a formar parte de su consejo de administración”.

El hasta ahora máximo responsable de la corporación señala que “vine a sumar y a construir, y me voy con la conciencia tranquila”. Ahora regresará a la universidad “con la satisfacción de haber hecho todo lo posible por contribuir a edificar una radiotelevisión pública, plural e independiente a la altura de las exigencias de nuestro tiempo y como nuestro país merece”.

Más información