Colau reducirá a menos de la mitad las licencias de Uber y Cabify en Barcelona

Coche negro Uber
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Golpe a Uber y Cabify en la Ciudad Condal. El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) aprobó ayer un nuevo reglamento que obliga a los vehículos con licencia de alquiler con conductor (VTC) a obtener un permiso municipal adicional para poder realizar servicios que tengan como origen y destino el área metropolitana de Barcelona.

La medida, que salió adelante con el respaldo de Barcelona en Comú, PSC, ERC, PDeCat y la CUP (Ciudadanos y el PP se abstuvieron), obliga además a que se cumpla la proporción de un vehículo VTC por cada 30 licencias de taxi que fija el decreto ley aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy el pasado mes de mayo.

Cuando entre en vigor la normativa, en julio, la AMB otorgará 399 autorizaciones para vehículos de alquiler con conductor, que se darán por orden de antigüedad, frente a los 1.030 coches VTC que circulan actualmente en Barcelona, según publica El País. Es decir, las licencias que usan Uber a Cabify para poder operar se reducirán a menos de la mitad.

El reglamento ha sentado como un jarro de agua fría a las empresas de VTC. La patronal del sector, Unauto, ya ha anunciado que lo recurrirá, pues entiende que la competencia de exigir licencias corresponde al Ministerio de Fomento o a la Generalitat. En un comunicado, sostiene que el ‘decreto Colau’ “implicará que más de 1.300 conductores y conductoras irán automáticamente al paro” y que Barcelona será “la única gran ciudad europea sin alternativas como Uber o Cabify”.

Por su parte, los taxistas celebran la nueva regulación y esperan que marque el camino a “otros ayuntamientos que permanecen pasivos, como el de Madrid”, señala Fedetaxi, la asociación mayoritaria del gremio, en una nota.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA