Aviso de Morgan Stanley: el euro digital podría volatilizar un 8% de los depósitos de la banca

Banco Central Europeo BCE

Sede del Banco Central Europeo (BCE)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El proyecto del euro digital que está estudiando el Banco Central Europeo (BCE) puede acabar erosionando la fuente de financiación más estable y barata de los bancos de la eurozona: los depósitos de la clientela. Así lo advierten al menos los analistas de Morgan Stanley que calculan que hasta un 8% de estos depósitos podrían volar hacia la nueva moneda.

El euro digital en el que trabaja el BCE todavía tardará unos años en ser realidad si finalmente el proyecto llega a buen puerto, pero ya ha puesto sobre aviso a los bancos comerciales, que temen que el supervisor bancario acabe convirtiéndose de facto en un competidor directo por los recursos de la clientela minorista.

En ese sentido, cada vez son más los expertos que se suman a hacer un ejercicio del impacto que podría tener esta medida. Los últimos, los de Morgan Stanley, que creen que están en peligro hasta el 8% de los depósitos minoristas. Estos analistas basan sus estimaciones en un escenario ‘bajista’ en el que todos los ciudadanos de la eurozona mayores de 15 años transfieren 3.000 euros a lo que sería una ‘cartera digital’ controlada por el BCE, según publica Reuters.

Esta cantidad de 3.000 euros ha sido mencionada expresamente por algunos responsables del BCE, por lo que parece realista, si bien es complicado que todos los ciudadanos acaben transfiriendo este dinero al euro digital.

No obstante, de concretarse en estos términos, “podría reducir teóricamente los depósitos totales de la zona del euro, definidos como los depósitos de los hogares y de las empresas no financieras, en 873.000 millones de euros, o el 8%”, según Morgan Stanley.

Los bancos de países pequeños, los más afectados

El ratio medio de préstamos sobre depósitos (LDR por sus siglas en inglés) de los bancos del viejo continente aumentaría hasta el 105% desde el 97%, aunque en este caso el impacto sería muy relativo. De hecho, esta ratio se encontraba en el 105% a finales de 2019, antes de que la crisis provocada por la pandemia del Covid-19 disparara el ahorro.

Sin embargo, los bancos de los países más pequeños, como Letonia, Lituania, Estonia, Eslovaquia, Eslovenia y Grecia, podrían, en teoría, verse más afectados. La conversión de 3.000 euros de depósitos en esos países equivaldría a convertir entre el 17% y el 30% de los depósitos totales y entre el 22% y el 51% de los depósitos de los hogares.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA