Andalucía permite la apertura de la hostelería hasta las 23.00 horas y de los comercios hasta las 22.30

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en una foto de archivo

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno andaluz ha decidido este martes, de acuerdo con las recomendaciones de los expertos, la apertura de los negocios de hostelería hasta las 23.00 horas y del sector comercial hasta 22.30 horas, desde este jueves 29 de abril y hasta el 9 de mayo, día que está previsto que decaiga el actual estado de alarma.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha informado, en una comparecencia pública pasadas las 20.30 horas, de las decisiones que se han adoptado este martes en la reunión del Consejo Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto, el conocido como ‘comité de expertos’ que asesora a la Junta en la pandemia. La más novedosa de esas medidas ha sido la apertura de la movilidad entre las ocho provincias.

Todas las medidas estarán adoptadas hoy estarán vigentes desde la medianoche de este miércoles al jueves y hasta el 9 de mayo. El toque de queda se mantiene como en la actualidad, desde las 23.00 horas y hasta las 6.00 horas.

Una especial novedad para la hostelería es que los negocios podrán estar abiertos hasta las 23.00 horas, aunque la admisión de clientes será sólo hasta las 22.30 horas. El presidente ha indicado que los ciudadanos tendrán que respetar el toque de queda a partir de las 23.00 horas.

Desde fuentes de la Junta se ha explicado que puede «haber múltiples casos, desde clientes que residan junto a los restaurantes a otros que tengan que desplazarse lejos», de ahí que sea el cliente el que tiene «que gestionar el tiempo para cumplir el toque de queda, ya que el regreso de un restaurante, obviamente, no es excepción para incumplir el toque de queda».

Se mantiene el número máximo de seis personas para mesas en el exterior de los establecimientos de restauración y de cuatro para el interior.

En cuanto a los municipios con más de 500 casos por cada 100.000 habitantes, quedarán cerrados perimetralmente, mientras que los horarios de hostelería y comercios no se verán afectados. Los municipios con más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, como hasta ahora, además de quedar cerrados perimetralmente, verán suspendida la actividad no esencial.

Asimismo, según ha informado el presidente, el riesgo en los municipios de menos de 5.000 habitantes será evaluado de manera individualizada, pudiéndose exceptuar en ellos las medidas sobre cierres perimetrales o suspensión de actividades no esenciales.

El presidente ha expresado que es conscientes de que las medidas adoptadas hoy son muy «esperadas» por la ciudadanía, a la que ha insistido en reclamar la máxima prudencia porque el riesgo de contagio todavía existe, pese a los avances en el proceso de vacunación. «No hay que tirar la casa por la ventana ni volvernos locos», ha expresado el presidente, sobre todo, por lo que supone la apertura de la movilidad entre provincias.

Ha insistido en el mensaje de que su Gobierno siempre ha buscado el equilibrio entre la protección de la salud de los andaluces y mantener la actividad económica.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA