Zapatero muestra su apoyo a Evo Morales y pide a la OEA que esclarezca su informe sobre el fraude electoral en Bolivia

José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha expresado este miércoles su apoyo a Evo Morales y ha pedido a la Organización de Estados Americano (OEA) que esclarezca el informe sobre el fraude electoral en Bolivia frente al artículo elaborado por el Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR), que señala que no existen «indicios» para sospechar que se incurrió en irregularidades.

En una misiva enviada al sindicato UGT con motivo de un acto sobre la crisis política en Bolivia al que ha acudido el exvicepresidente del país Álvaro García Linera, Zapatero ha recalcado que «es obligación de la comunidad internacional pedir una investigación independiente sobre las elecciones en Bolivia». «Las dudas sobre el informe de la OEA así lo exigen», ha sostenido.

Así, ha aprovechado la ocasión para expresar su apoyo a ambos líderes, a los que ha elogiado por «cambiar Bolivia juntos», y ha reiterado que se debe exigir «la celebración de unas elecciones libres».

Con los comicios del 3 de mayo, Bolivia aspira a zanjar la crisis política que se desató tras las elecciones del 20 de octubre. Más de 30 personas murieron en los enfrentamientos entre simpatizantes y detractores de Morales y con las fuerzas de seguridad.

Sobre la renuncia de Morales y su salida del país a principios de noviembre, ha defendido la decisión tomada por el entonces dirigente: «Evo tuvo que renunciar a su legítima Presidencia para evitar un conflicto fratricida entre compatriotas, dio un paso atrás para que el país no cayera al abismo ante la falta de lealtad de los que debían serle fieles».

En este sentido, ha indicado que «quienes sustentan el poder sin legitimidad popular no escribirían la historia de boliviana, porque esta pertenece a los bolivianos».

Zapatero ha condenado, a su vez, «el odio, el racismo, la ira y las persecuciones injustas» en el marco de la crisis boliviana y ha instado a «defender la paz, la reconciliación, la justicia y la democracia».