¿Y ahora qué? Las recomendaciones de los analistas tras dos semanas para olvidar en la bolsa

Bolsa de Madrid

Bolsa de Madrid. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Momentos de dudas en la bolsa española. Las noticias sobre la variante ómicron han despertado todos los viejos temores de los inversores, llevando al Ibex 35 a caer hasta niveles no vistos desde febrero, cuando la campaña de vacunación apenas estaba dando los primeros pasos. Un entorno en el que parece buena idea centrarse en el análisis técnico para vislumbrar los valores que mejor han soportado el chaparrón o suponen una oportunidad de inversión por haber estado ‘sobrevendidos’. Los analistas consultados por EL BOLETÍN recomiendan un puñado de compañías, como Enagás, Naturgy, ACS, Almirall o BBVA, al tiempo que alertan de que otros como Grifols o Inditex podrían seguir sufriendo.

José Luis Herrera, analista de mercados de Banco BIG, apunta entre sus apuestas a Enagás. “El valor tiene una clara resistencia en los 20,15-20,35 euros, con la que se ha topado en varias ocasiones desde el pasado mes de julio. Si consigue superarla, podría dirigirse al siguiente objetivo entre los 21-21,5 euros, por donde transcurre actualmente su media de 200 sesiones”, señala.

También en el sector de la energía, Sergio Ávila, analista de IG Markets, menciona a Naturgy. “Es de los pocos valores que muestran fortaleza relativa dentro del mercado español, por ese motivo podría seguir aguantando bien una entorno de mayor volatilidad, al ser una compañía de un sector más defensivo”.

Herrera considera, sin embargo, que “el nivel de 24,87 euros ha supuesto la zona contra la cual se ha topado la cotización el pasado mes de octubre, y desde la cual los precios se giraron a la baja en febrero de 2020”. “En la semana en curso ha vuelto a girarse justo en ese nivel de cotización, por lo que podríamos estar ante un posible doble techo, aún por confirmar. El siguiente nivel de soporte está en los 23,6 euros”.

El experto de Banco BIG prefiere apostar por Almirall, que “la pasada semana hizo un apoyo en un nivel que podríamos considerar como soporte relevante, los 10,26 euros”. “Es el nivel desde el cual el valor retomó su tendencia alcista, en diciembre de 2020. Si consigue respetar dicha zona, podríamos ver una continuidad alcista en la cotización”.

Mientras, el analista independiente José Ramón Sánchez Galán pone sus ojos en el sector financiero, y más en concreto en BBVA. “Ha perdido una directriz alcista iniciada a principios de febrero de 2021. La caída podría llevarle al entorno de los 4,50 euros en primera instancia y los 4,27 en segunda instancia. ¿Es posible? Actualmente se encuentra por debajo de sus medias a diferentes plazos”. “Algunos indicadores podrían dar esperanzas a un rebote”, considera: “el valor está sobrevendido, el volumen es cada vez menor según el valor va cayendo, hay más acumulación que distribución y hay ciertos osciladores que indican un tímido rebote o, al menos, parón de la tendencia. El primer impulso se encontraría en la zona de los 4,91 euros con buenas posibilidades”.

Otro valor que gusta a Sánchez Galán es ACS, que “se mantiene por encima de un soporte de cierta consideración en el entorno de los 20,53 euros, lo cual implica un sesgo positivo por encima de un sesgo negativo”. “Es de esperar que se mueva hacia la zona de los 22,44 euros. El volumen todavía está a la espera ya que el dinero y algunos osciladores de tendencia ya dan visos de posibilidades alcistas”, cree el experto.

La compañía ha saltado a los titulares tras conseguir, al fin, la venta de la venta de Cobra, la división industrial del grupo, a la firma francesa Vinci por más de 4.900 millones de euros, con el visto bueno tanto del Consejo de Ministros como de la Comisión Europea. Por otro lado, sigue la aportación muy positiva para el grupo de la mano de Abertis, que está resultando un elemento importante para la generación de resultados positivos ordinarios. “Recordemos que su tráfico crece un 21% de media y que su participación en los resultados del grupo ha aumentado en  118 y 96 millones en el EBITDA y en el Resultado Neto, respectivamente”, apunta Sánchez Galán.

Volviendo a Herrera, otro valor que puede suponer una oportunidad es Aena. “El valor se mueve, desde principios de noviembre de 2020, en un canal lateral cuya base está alrededor de los 127 euros, y una parte superior en torno a los 151-152 euros”. “Se ha apoyado recientemente en el suelo del canal, y desde ahí ha iniciado un rebote que, en caso de continuidad, podría llevarle de nuevo a los 140 euros”. “En caso de perforación de la base del canal, empeoraría el aspecto desde un punto de vista de análisis técnico”, avisa sin embargo.

Por último, en el mercado continuo Ávila apuesta por Gestamp y OHL. En cuanto al primero de ellos, “se está apoyando en la media de largo plazo”. “Le falta romper los 4,24 euros para dar una confirmación de mejoría a corto plazo, acumula cierta sobreventa que le puede hacer rebotar”. Mientras, OHL, tras “corregir a niveles de Fibonacci de todo el tramo correctivo, está tratando de reestructurarse al alza, podría volver a buscar los máximos anteriores”.

Grifols, Sabadell, Colonial o Inditex, entre los valores a evitar

Entre los valores de los que parece prudente mantenerse alejado destaca Grifols. “Ha perforado un nivel que en su momento fue soporte relevante, los 16,5-17 euros”, explica Herrera. “Por lo que no sería descartable ver una continuidad en las caídas. En caso de rebote desde la zona de cotizaciones actual, el anterior soporte se convierte en este caso en la resistencia a batir”.

Por su parte, Sánchez Galán señala que “se observa una clara tendencia bajista sin posibilidades correctoras que inviten al optimismo”. “Los objetivos de caída se encuentran en el nivel de los 15,41 euros, después de traspasar un objetivo importante en los 17,35 euros. Los osciladores de tendencia confirman la tendencia bajista y, además, se detectan abandonos tanto por parte de inversores institucionales como privados”. “Mejor hacer caja ahora antes de acumular más pérdidas”, resume el experto.

La compañía se encuentra además expuesta a un recrudecimiento del Covid-19 por la propagación de la variante ómicron y por una combinación de una caída en el suministro de plasma, consecuencia de un menor número de personas acudiendo a los centros de extracción de sangre; un encarecimiento del precio pagado por cada extracción, medida comercial para combatir el efecto anterior y un deterioro de su margen EBITDA, que cayó desde el 21,1% en el primer trimestre de 2020 (pre pandemia) al 18% en el primer trimestre de 2021.

Inditex, que ha sido protagonista esta semana por el relevo en la cúpula que ha desatado “cierta sorpresa”, es otro valor del que Sánchez Galán cree que es prudente alejarse. La noticia “ha supuesto un cierto elemento de incertidumbre en el mercado, lo que ha ocasionado, al menos, un compás de espera que invita más a mantenerse al margen, por ahora, que a entrar claramente en el valor. Se trata, pues, de una decisión que a priori no se ajusta a los cánones de la transición ordenada, serena y transparente que se le presupondría a un gigante del mercado y líder mundial del textil como Inditex. Así, El reto al que se enfrenta el nuevo equipo directivo de Inditex no se refiere tanto al presente, asegurado por la buena marcha de la compañía y el pulido funcionamiento de sus engranajes, como al futuro, en lo que se refiere al modelo de negocio que tendrá que adoptar en los próximos años para seguir manteniendo su liderazgo”.

Desde el punto de vista del análisis técnico, el analista independiente destaca además que “ha roto a la baja una directriz impecable que se inició el pasado 2 de febrero de 2021. Los objetivos de caída se encuentran en el nivel de los 27,33 euros”. “El dinero particular ha abandonado el valor que se sostiene con los institucionales”, añade. “Es de esperar que llegue el rebote, pero por el momento no parece posible ya que el volumen no es lo suficientemente fuerte como para acompañar una corrección severa al alza. Ahora mismo, las probabilidades optimistas con respecto a las pesimistas, están por debajo del 40%, junto con un impulso bajista más que alcista. No es momento de entrar al alza en el valor”.

Ávila, por su parte, señala a Inmobiliaria Colonial, un valor que “ha perdido el soporte de los 8,25 euros, eso activa una divergencia bajista, la tendencia se empieza a deteriorar, la presión vendedora puede aumentar a corto plazo”.

Mientras, Herrera advierte sobre Banco Sabadell. “Ha perdido recientemente la directriz alcista que inició a final de noviembre del 2020, y que había venido soportando los diferentes recortes que ha tenido durante al año”. “Tiene un soporte en los 57 céntimos, pero no mejoraría el aspecto hasta no superar de nuevo la cota de los 0,65 euros”, cree el experto de Banco BIG.

Por último, en el mercado continuo Facephi y Elecnor también podrían sufrir, apunta Ávila. El analista de IG Markets destaca que la primera de ellas “ha roto un rango lateral de corto plazo por la parte inferior, eso aumenta las probabilidades de que siga aumentando la presión vendedora”. Mientras, Elecnor, “tras perder los 9,82 euros, confirmaba la ruptura por la parte inferior de un rango lateral”. “Eso nos proyecta un objetivo de caída teórica mínima hasta los 8,98 euros”, concluye.