Vuelven los dividendos a la banca europea: ¿qué entidades están mejor posicionadas?

Banco Central Europeo BCE

Sede del Banco Central Europeo (BCE)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El pasado viernes el Banco Central Europeo (BCE) anunció que a partir de septiembre los bancos del viejo continente podrán volver a repartir dividendos y realizar recompras de acciones. Aunque la institución recomendó “prudencia” a las entidades, los analistas de BofA Global Research esperan un aluvión de pagos de hasta 13.000 millones de euros, pero hay entidades mejor posicionadas que otras para retribuir a sus accionistas.

“Puede que los inversores tarden un tiempo en superar la severidad de la prohibición [de los dividendos], pero creemos que la normalización del sistema ya está cerca”, avisan los expertos de BofA Global Research. “Para el sector, esto revierte la ‘nivelación’ de marzo de 2020. En ese entonces, las acciones bancarias que cayeron más tendían a ser las que tenían los dividendos más altos. La conmoción de todos los bancos, sin importar lo bien capitalizados o rentables que sean, al ser colocados en el mismo cubo de ‘problemas’ fue severo. Ahora, vemos el potencial de que esos bancos sean los que brillen”.

Los expertos del banco de inversión estadounidense auguran unos pagos “a final de año” de unos 13.000 millones de euros. “Pero no se trata solo, ni siquiera principalmente, de distribuciones a corto plazo. Creemos que una posición de capital cómoda es esencial”.

“Los bancos que esperamos tengan distribuciones elevadas en el segundo semestre de 2021 y excedente de capital y una buena rentabilidad continua -lo que permite distribuciones anuales elevadas- incluyen BNP; Nordea; BBVA; EN G; Intesa; KBC; Erste; y Raiffeisen”. Todos tienen clasificación de compra. Estas entidades grupo están valoradas “por debajo de 9 veces las ganancias de 2022 [estimadas]  y por debajo de 0,99 veces el valor en libros tangible del año actual”.

El BCE levanta el veto a los dividendos

Tal y como se esperaba, el BCE decidió el pasado viernes no extender más allá de septiembre de 2021 su recomendación de que todos los bancos limiten los dividendos.

En marzo de 2020, el BCE pidió a los bancos que no pagaran dividendos ni recompraran acciones con el objetivo de aumentar su capacidad para absorber pérdidas y respaldar los préstamos a hogares, pymes y empresas durante la pandemia del coronavirus. Una recomendación similar se repitió en julio, mientras que en diciembre se recomendó una limitación de los desembolsos. Sin embargo, “las últimas proyecciones macroeconómicas confirman el repunte económico y apuntan a una menor incertidumbre, lo que está mejorando la confiabilidad de las trayectorias de capital de los bancos”, señaló el BCE.

Como resultado, “es apropiado restablecer la práctica de supervisión anterior de discutir las trayectorias de capital y los planes de dividendo y recompra de acciones con cada banco en el contexto del ciclo normal de supervisión”.

Eso sí, la institución recuerda a los bancos que “deben ser prudentes al decidir sobre dividendos y recompras de acciones, considerando cuidadosamente la sostenibilidad de su modelo de negocio”. “Tampoco deben subestimar el riesgo de que pérdidas adicionales puedan tener un impacto a medida que expiren las medidas de apoyo”.

La recomendación sobre dividendos sigue siendo aplicable hasta el 30 de septiembre de 2021, lo que significa que las próximas decisiones de pago de dividendos “deberían tener lugar en el cuarto trimestre de 2021”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA