Valtonyc, Fariña, Arco: semana negra para la libertad de expresión

El rapero Valtonyc.
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Apenas hemos llegado al miércoles y ha se ha condenado a tres años y medios de cárcel a un rapero por “enaltecer el terrorismo” e injuriar a la Corona en sus canciones; se ha ordenado el embargo de un libro que relaciona a un exalcalde del PP gallego con el narcotráfico y la feria ARCO ha retirado una exposición fotográfica que incluye a Oriol Junqueras bajo el epígrafe “preso político”.

Primera parada: las razones de los censores. El Tribunal Supremo ratificó la sentencia de la Audiencia Nacional que manda a la cárcel al rapero Valtonyc porque sus canciones incluyen expresiones en apoyo y alabanza a las organizaciones terroristas GRAPO, ETA, y a algunos de sus miembros, así como contra el titular de la Corona y sus familiares, y contra el presidente del Círculo Balear, Jorge Campos.

Balance: dos años por enaltecimiento del terrorismo, uno por injurias graves a la Corona y seis meses por amenazas. “Los referidos contenidos no quedan amparados por la libertad de expresión o difusión de opiniones invocada por el acusado y su defensa”.

En cuanto al libro del periodista Nacho Carretero, Fariña, el exalcalde del municipio pontevedrés de O Grove denunció a la editorial Libros del KO y al propio periodista por supuesta vulneración de su derecho al honor.

Una juez de Madrid reconoce los indicios y ordena medidas cautelares: secuestrar el libro hasta que se investigue la causa. En la obra, considerada un valioso retrato de los peores años del tráfico de drogas en Galicia, se menciona en dos ocasiones al exalcalde José Alfredo Bea Gondar, condenado inicialmente por narcotráfico en la Audiencia Nacional y exculpado más tarde por el Supremo por un error “de forma”.

La juez entiende que el contenido del libro y las supuestas imprecisiones denunciadas por el ex alcalde otorgan base suficiente para imponer embargo cautelar sin prejuzgar el caso.

Un día después de lo que muchos consideraron un martes negro para la libertad de expresión, la Feria de Madrid (IFEMA) ha solicitado la retirada de la obra de Santiago Sierra, expuesta en el encuentro de arte ARCO. Se trata de una serie de 24 fotografías de titulada «Presos Políticos en la España Contemporánea», en la que aparecen, pixeladas, imágenes de Oriol Junqueras o los jóvenes detenidos por agresión a dos guardias civiles en Alsasua (Navarra).

“La institución ferial, desde el máximo respeto a la libertad de expresión, entiende que la polémica que ha provocado en los medios de comunicación la exhibición de estas piezas, está perjudicando la visibilidad del conjunto de los contenidos que reúne ARCOmadrid 2018, y por tanto, es su responsabilidad, como organizadora, tratar de alejar de su desarrollo los discursos que desvíen la atención del conjunto de la feria”.

Dos: los censurados

El cantante que carga con los tres años y medio de prisión escribió en sus letras expresiones como: «Jorge Campos merece una bomba de destrucción nuclear»; «queremos la muerte para estos cerdos»; «llegaremos a la nuez de tu cuello, cabrón, encontrándonos en el palacio del Borbón, kalashnikov»; «le arrancaré la arteria y todo lo que haga falta»; «queremos la muerte para todos estos cerdos» o por llamar “ladrones” a los Borbones.

Valtonyc defendió haber actuado en ejercicio de sus derechos a la libertad de expresión y a la creación artística, y subrayó que el lenguaje del rap es extremo, provocador, alegórico y simbólico. Nada de eso: “Basta con leer los hechos declarados probados en la sentencia para comprender la gravedad de las expresiones contenidas y su correcto encaje en los tipos penales de referencia”, explicaba el tribunal en un comunicado.

En cuanto a Fariña, Carretero se hace eco de la sentencia del por aquel entonces magistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, que condenó a Bea Gondar por considerar probada su participación en la introducción de un alijo de 30 kilos de cocaína procedente del cartel de Cali.

Aunque el Supremo anuló el fallo, su sentencia no cuestionó los hechos probados sino que apreció defectos de forma en el proceso, en concreto en el testimonio de uno de los investigados, y decidió revocar la condena al exalcalde del PP.

Respecto a la obra en IFEMA, tanto ARCO como la galerista de la obra han aceptado la petición de retirada. El autor aún no se ha manifestado, pero es de esas ocasiones en las que vale más una imagen que mil palabras:

Tres: las reacciones y el efecto Streisand

“La libertad de expresión está concebida no sólo para aquellos casos en los que se pueda agradar, sino también para aquellos supuestos en los que se choca, se puede inquietar u ofender al Estado o a una parte importante de la población”, ha criticado esta mañana el portavoz de Jueces para la Democracia, Ignacio González Vega.

El juez confía en que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos tumbará la condena contra el rapero. “Es el primer caso de un delito de expresión en el que se ingresa en prisión”, ha recordado.

“Ante el Tribunal Constitucional puede ocurrir que se desestime el recurso del rapero, pero una vez llegue a Estrasburgo, según la jurisprudencia hasta ahora, evidentemente se estimará el recurso y, por tanto, se anulará la sentencia”, defiende.

Decenas de escritores y periodistas están hoy defendiendo a Carretero y criticando la insólita novedad de que un libro sea secuestrado (aunque ya ocurrió con «O.T. La cara oculta», de Wayne Jamison, a petición de la productora). El escritor ve “desproporcionado secuestrar Fariña por plasmar unos hechos probados judicialmente en 3 líneas del libro. En cualquier caso, quien demanda está en su derecho y es una medida cautelar, así que ojalá se resuelva pronto”.

Sobre la exposición en ARCO, ya es trendinc topic su retirada y se recuerda aquella vez en que se eliminó de la exposición la estatua del dictador Franco en una máquina de refrescos.

“Mil gracias por el contundente apoyo. De verdad”, continúa Carretero en su mensaje en Twitter. Y con ello señala la siguiente parada: el efecto Streisand.

La realidad es que las redes sociales replicaron hasta la saciedad ayer que “los Borbones son unos ladrones”, Fariña es ya el libro más vendido en Amazon y quién sabe cuánto aumentará el valor de las fotos de Santiago Sierra a lo largo del día.

Carmena rechaza la retirada

La primera institución en revolverse contra lo que muchos entienden como ola censora es el equipo de Ahora Madrid. El Ayuntamiento ha rechazado este miércoles la decisión de Ifema de retirar la polémica obra de Santiago Serra ‘Presos políticos’ y ha pedido la celebración de una junta de Ifema urgente para hoy mismo. Madrid rechaza la retirada de la obra de ‘Presos Políticos’ de Arco y pide Junta urgente de Ifema para rectificar.

Y se quejan de que nadie les ha avisado: el Ayuntamiento de Madrid, que forma parte del consorcio institucional de Feria de Madrid, no era conocedor de la decisión de la entidad ferial, según las mismas fuentes.