Currently set to Index
Currently set to Follow

Uno de los arrepentidos de ‘Gürtel’ apunta a Cifuentes y Pío García Escudero por la trama de Boadilla

Cristina Cifuentes durante su comparecencia en la comisión que investiga el caso máster

Cristina Cifuentes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

César Tomás Martín Morales, ex gerente de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV) de Boadilla del Monte, ha enviado un escrito a la Audiencia Nacional donde reconoce los hechos que le imputa la Fiscalía por las presuntas actividades de la trama ‘Gürtel’ en ese municipio madrileño, al tiempo que implica en ellas a la ex presidenta regional Cristina Cifuentes y al dirigente ‘popular’ Pío García Escudero.

En un escrito del 11 de noviembre, al que ha tenido acceso Europa Press, Martín Morales admite delitos cohecho, prevaricación, asociación ilícita, fraude a las administraciones públicas, tráfico de influencias, contra la Hacienda pública, falsedad documental, blanqueo de capitales y malversación de caudales públicos.

Y ello por haber participado en una dinámica que habría consistido en la adjudicación de contratos a las empresas del Grupo Correa desde las entidades públicas de Boadilla del Monte a cambio de comisiones que, según manifiesta, revertían también en el Partido Popular.

En este sentido, Martín Morales afirma que «la precampaña para las elecciones municipales de 2003 y la precampaña y campaña de 2007 del PP en Boadilla del Monte se han sufragado gracias a pagos de contratistas a través del dinero que conseguía de los mismos Francisco Correa», el líder de la ‘Gürtel’.

Martín Morales indica que él dirigió la precampaña y campaña electoral de 2007, explicando que «estas campañas se solían soportar con pagos en efectivo a los distintos proveedores de productos y servicios y colaboradores al no poderse emitir facturas porque se rebasaban los límites que los partidos pueden destinar a las campañas».

«En las reuniones previas a los procesos electorales a las que se citaba a los jefes de campaña en la planta 1ª de Génova 13, sede regional del PP de Madrid, los responsables regionales de coordinación de campañas, creo recordar que Guillermo Ortega en 2003 y Cristina Cifuentes en 2007, siempre ponían de manifiesto que las campañas no debían pasar oficialmente los límites, sugiriendo que se llevaran a cabo en efectivo», cuenta.

Además, señala directamente a García Escudero. «Correa presumía de ser su amigo y decía que los adjudicatarios de las obras eran recomendados por el señor García Escudero y que se financiaba así al partido regional», sostiene.

Martín Morales recuerda en este sentido que Correa le dijo que García Escudero le pidió que se contratase en la EMSV a un arquitecto pariente suyo –«Miguel Ángel, creo recordar»– y así se hizo, aunque pocos meses después se marchó.

De acuerdo con el ex gerente de la EMSV, una de las piezas esenciales de la ‘Gürtel’ en Boadilla del Monte, conoció a Correa en 1996 y se le presentó como «amigo personal de los dirigentes del PP», asegurándole que tenía una «amistad estrecha» con Francisco Álvarez Cascos, Alejandro Agag, Luis Bárcenas, Juan Carlos Vera, Gerardo Galeote, Arsenio Fernández de Mesa y Jesús Sepúlveda, además de con García Escudero.

Correa «presumía de tener grandes clientes, entre los que destacaba el PP», para quien organizaba congresos y campañas electorales, expone. «Todos le conocían, era muy ansiada la amistad con él por todos los mandos del PP porque se relacionaba con Cascos, Arenas, Vera, etc», asevera.

Tras esta confesión, Martín Morales solicita que se le rebaje la eventual pena a 6 años y tres meses de cárcel, a pocos días de que comience el juicio por la pieza ‘Boadilla’ de la trama ‘Gürtel’, cuya sesión inaugural está prevista para el 16 de noviembre y que cuenta ya con una docena de confesiones.