Unicaja inicia las negociaciones formales del ERE sin ningún acercamiento con los sindicatos

Unicaja

Unicaja

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Unicaja ha anunciado hoy que da por concluida la negociación en el periodo informal dispuesto en la disposición V del Convenio Colectivo e inicia el periodo formal del expediente de regulación de empleo (ERE), que afectará en principio a algo más de 1.500 trabajadores.

Esto significa que tan pronto como se convoque la próxima reunión se establecerá un plazo de un mes para negociar entre la dirección de Unicaja y los sindicatos. CCOO ya ha manifestado su “total rechazo a la propuesta y al procedimiento, que aboca a negociar en 30 días a contrarreloj”, y ha expuesto el marco de condiciones que considera “imprescindibles” para poder alcanzar un acuerdo.

El sindicato ha reiterado su rechazo a que el colectivo de entre 50 y 56 años (casi el 35% de la plantilla) esté excluido de las salidas voluntarias y sí, en cambio, esté afectado por el proceso de movilidad. Caso de ofertarse unas condiciones “aceptables”, en este colectivo puede haber un número de personas interesadas y que podrían acogerse absorbiendo así buena parte del ajuste.

“CCOO no va a aceptar un acuerdo en el que la voluntariedad no sea el criterio de adscripción ni en el que se prescinda de los menores de 50 años, unas 1.300 personas si la entidad quiere alcanzar las 1.513 salidas anunciadas”, avisa la formación. “Una estrategia empresarial así es verdaderamente suicida, toda vez que aboca a la entidad a un envejecimiento generacional que choca con la tendencia a la digitalización actual y, sobre todo, inexplicable ya que hay suficientes personas en edad de prejubilación para evitar esta masacre generacional”.

En esta línea, CCOO plantea la posibilidad de pactar un número mínimo de salidas a implementar en fechas próximas y dejar abierta la puerta a un número máximo en los dos o tres años siguientes que permita evacuar los excedentes mediante la adscripción de personas que van cumpliendo la edad de corte, las que no puedan irse ahora porque sus puestos son estratégicos y aquellas ubicadas en provincias deficitarias de personal donde, sin embargo, hay una edad media alta.

En cuanto a las indemnizaciones propuestas, CCOO las considera “totalmente inaceptables” porque no están en línea con lo que se ha ofrecido en otros ERES del sector ni con lo que la propia Unicaja viene ofertando hasta el momento en sus acuerdos voluntarios de prejubilación.