Un viejo conocido se le ofrece a Biden para componer los diferendos con Cuba y Europa

James P. McGovern
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Todavía Joe Biden no se había acomodado del todo en la Casa Blanca, cuando recibió una carta que en otros tiempos hubiera sido de puño y letra además de enviada con el heraldo de mayor velocidad de piernas. El remitente, una persona bien conocedora del caso cubano y, por demás, como pocos senadores gringos, bien mirado por las autoridades de la isla porque en sus múltiples arribos no ha dejado de abogar por el fin del bloqueo.

Se trata del senador James P. McGovern, demócrata por Massachusetts con diversas visitas a la isla, tal vez más que cualquier otro y dispuesto también él y su equipo a darle solución a los contratiempos con Europa que dejó míster Trump.

La última vez que el demócrata McGovern visitó Cuba fue en abril de 2019, ocasión en la que se reunió con el presidente Miguel Díaz-Canel.

“Tengo muchas ganas de trabajar con ustedes (…) en la reparación de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba (…) y con nuestros aliados europeos.”

En la misiva, de 14 enjundiosos párrafos, le confiesa a Biden que “tengo muchas ganas de trabajar con ustedes”, además de instarlo “a actuar de manera temprana, rápida e integral para reparar el gran daño que se ha hecho a las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, al pueblo cubano y estadounidense, y a las relaciones internacionales de Estados Unidos con nuestros aliados europeos y latinoamericanos durante los últimos cuatro años.”

McGovern, de 61 años, concluye su misiva confesándole al nuevo presidente que “espero trabajar con usted como socio y aliado en los próximos días para restaurar y promover las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Ofrezco mi ayuda y la de mi personal.”

Si bien Cuba no figura entre las prioridades de la administración Biden, el mensaje de McGovern pudiera tener una respuesta afirmativa o una sugerencia de emprender viaje nuevamente a la mayor de las Antillas porque al fin y al cabo aquí se le conoce. Y para terminar, uno de los más cualificados especialistas en el tema, me aseguró que muy pronto podríamos tener algunas sorpresas agradables. Amén.