UGT demanda a Glovo y a ATA ante la Audiencia Nacional por «vulnerar» el derecho a la libertad sindical

Glovo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

UGT ha presentado una demanda ante la Audiencia Nacional contra la empresa Glovo y la organización de autónomos ATA por vulnerar el derecho de libertad sindical contra el sindicato y su Federación Estatal de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC-UGT), ha informado este lunes la organización que dirige Pepe Álvarez.

El sindicato denuncia que Glovo realizó una videollamada los días 19 y 20 de noviembre entre las personas que trabajan para la empresa con el objetivo de explicar el modelo laboral en España, participando en ella el primer día 500 personas, y el segundo, 411 trabajadores.

Para UGT, esta videollamada supone «una injerencia empresarial antisindical al colocar a los repartidores frente a los sindicatos», particularmente contra UGT, poniendo en cuestión que el sindicato defienda sus derechos como trabajadores, «y animándoles a organizarse a través de otras asociaciones como Asoriders, APRA o AAR».

En concreto, el sindicato denuncia que en esta videollamada, realizada por el máximo representante y uno de los CEO de Glovo, Sacha Michoud, y por su director de Políticas Públicas, Miquel Ferrer, se intentó «influir» en los repartidores para que se afilien a las asociaciones que defienden el modelo laboral de Glovo.

Para ello, asegura UGT, se sacó a colación la mesa de diálogo social que está debatiendo sobre el modelo de relaciones laborales de las plataformas digitales y en la que están representados, además del Ministerio de Trabajo, los sindicatos CCOO, UGT y las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme.

Según UGT, en esa videollamada los responsables de Glovo lanzaron mensajes como que el diálogo social no tiene representatividad del colectivo de repartidores o que no se está teniendo en consideración a los trabajadores al no ofrecerles la oportunidad de dar su opinión.

Asimismo, UGT afirma que los representantes de la empresa Glovo también comentaron en esta videollamada que el modelo no está fuera de la ley y funciona y tiene éxito precisamente porque se asienta en el trabajo autónomo.

Frente a ello, el sindicato recuerda que el Tribunal Supremo dictó el pasado 25 de septiembre una sentencia donde se determina que la actividad de los repartidores de Glovo es una relación laboral por cuenta ajena y no por cuenta propia. «La sentencia del Tribunal Supremo, de obligado cumplimiento, señala explícitamente que el modelo de Glovo no es legal», insiste UGT.

Por su parte, la denuncia del sindicato contra ATA se fundamenta en que la organización de autónomos tiene un espacio en el blog de Glovo «donde se promociona y tiene un enlace directo a su web para obtener afiliados», cuando el fallo del Supremo determina que los repartidores no pueden ser autónomos, sino trabajadores por cuenta ajena.