Trump recomienda a sus seguidores que se vacunen contra el coronavirus

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a su salida del hospital militar Walter Reed

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump - Foto: CHRIS KLEPONIS / ZUMA PRESS

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump ha recomendado a sus seguidores que se vacunen contra el coronavirus, después de que el principal responsable de la lucha contra la COVID-19 en el país, Anthony Fauci, le pidiera que lo hiciera para apoyar la campaña de inmunización.

«Lo recomendaría y se lo recomendaría a muchas personas que no quieren hacerlo, muchas de las cuales votaron por mí, francamente», ha manifestado durante una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense Fox, en la que ha resaltado que las farmacéuticas trabajaron «contrarreloj» para desarrollar las vacunas.

«Sin embargo, tenemos nuestras libertades y tenemos que vivir con ellas, con lo que también estoy de acuerdo», ha dicho, en referencia a la gente que prefiere no vacunarse, si bien ha incidido en que «es una gran vacuna». «Es una vacuna segura y es algo que funciona», ha zanjado.

Fauci se mostró «muy sorprendido» por la cantidad de republicanos que declaran que no pretenden vacunarse y dijo que el apoyo de Trump «marcaría la diferencia», dado que «es una persona ampliamente popular entre los republicanos». «Tenemos que separar la persuasión política del sentido común, cosas obvias de salud pública», defendió.

Tanto Trump como su esposa, Melania Trump, se vacunaron en enero, poco antes de dejar la Casa Blanca, según confirmó el entorno de Trump a varios medios de comunicación. La segunda dosis la recibieron ya cuando habían dejado la residencia presidencial, aunque no ha trascendido si se pusieron la vacuna de Moderna o la de Pfizer.

El expresidente y su esposa contrajeron el coronavirus a finales de septiembre y el mandatario pasó tres días hospitalizado debido a los síntomas que padecía. Por contra, no se vacunó cuando comenzó la campaña de inmunización, como sí hicieron públicamente altos cargos como el entonces vicepresidente, Mike Pence.

Trump fue objeto de críticas por su postura durante la pandemia debido a que en un primer momento le restó importancia y se decantó por no imponer medidas restrictivas para evitar la propagación del virus, mientras que los gobernadores de los estados respondieron de forma dispar en cada uno de los territorios.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia en cifras totales. Hasta el momento, las autoridades sanitarias estadounidenses han contabilizado más de 29,3 millones de personas contagiadas, incluidas casi 534.000 víctimas mortales a causa de la enfermedad, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).