Trump cesa al inspector general de Defensa, encargado de revisar los fondos de emergencia por la pandemia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la rueda de prensa del grupo de trabajo del coronavirus en la Casa Blanca
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha cesado este martes al inspector general interino del Departamento de Defensa, Glenn Fine, lo que implica que dejará de ser el presidente del Comité de Respuesta ante la Pandemia, encargado de supervisar la distribución del plan de estímulos de 2 billones de dólares (1,84 billones de euros) contra el coronavirus.

Fine se encontraba al frente del comité desde finales de marzo, cuando los miembros de una comisión federal independiente lo eligieron para encabezar el grupo, cuyo objetivo era prevenir el «fraude, derroche y abuso» del dinero destinado a la respuesta al Covid-19.

Se trata del último intento por parte de la Administración Trump de socavar la supervisión federal. El lunes, el magnate neoyorquino cuestionó los motivos de la apertura de una investigación por parte del inspector general del Departamento de Sanidad sobre la posibilidad de que la falta de suministros esté afectando a la respuesta al coronavirus.

Una portavoz del Departamento de Defensa ha confirmado que, al ser relegado, no podrá seguir al frente del Comité, un cargo que debe ocupar un inspector general, si bien no ha explicado el motivo de su cese, según informaciones de la cadena de televisión CNN.

La presidenta de la Cámara de Representantes y líder demócrata, Nancy Pelosi, ha criticado la decisión de Trump. «Es un verdadero problema», ha manifestado Pelosi, que ha lamentado que el presidente crea que puede supervisar él mismo la implementación de un paquete de estímulos.

En sustitución de Fine, Trump ha colocado a Sean W. O’Donnell, que actualmente ejerce como inspector general de la Agencia de Protección Medioambiental, en el cargo de inspector general interino de Defensa.

En Estados Unidos, el país con mayor número de casos confirmados de Covid-19 del mundo, ya son 386.817 los infectados y 12.285 los fallecidos, con el estado de Nueva York como principal epicentro de la pandemia –con 138.836 casos confirmados y 5.489 muertos–.