Todos los grupos rechazan, por «racista», la propuesta de Vox para restringir el acceso a la nacionalidad española

El diputado de Vox, Francisco José Contreras. - Jesús Hellín - Europa Press

El diputado de Vox, Francisco José Contreras. - Jesús Hellín - Europa Press

Todos los grupos han rechazado este martes en el Pleno del Congreso la proposición no de ley presentada por Vox con la que propone una reforma del Código Civil para restringir el acceso a la nacionalidad española, por considerarla «racista» y «xenófoba».

La reforma propuesta por Vox defiende elevar de 10 a 15 años el plazo general de residencia legal y continuada para la concesión de la nacionalidad española y mantiene los plazos reducidos para quienes han adquirido legalmente la condición de refugiado y cuando se trate de nacionales de origen de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal o de sefardíes. También quería imponer una prueba de castellano y exigir conocimientos de la historia de España.

«Ayuso dijo que la delincuencia no tiene que ver con el país de origen, que algunos miembros de esas bandas eran españoles, no es cierto, es incuestionable que delinquen con más frecuencia que los españoles», ha asegurado el diputado de Vox Francisco José Contreras, achacándolo a que proceden de los países «más violentos del mundo».

Si bien, ha puntualizado que «la mayoría de los migrantes no son delincuentes» y que «no deben pagar justos por pecadores» por lo que considera que se deberían establecer «controles rigurosos».

«Dijo Ayuso que algunos de los Domincan Don’t Play son españoles, querría decir que tienen el DNI pero para nosotros ser español es mucho más que tener un papel, no hubieran debido obtener jamás dicho papel. No queremos delincuentes, ni el salvaje del bate de béisbol que violó a una octogenaria, ni la manada de Azuqueca que violaron a una niña pueden ser españoles», ha indicado.

Asimismo, ha relacionado el origen con las agresiones sexuales a mujeres, algo que ha achacado al «choque de valores como el respeto a la mujer» ya que, a su juicio, «Occidente es una isla de respeto a la mujer en un océano de civilizaciones misóginas».

La diputada del PSOE Gemma Araujo ha desmontado jurídicamente la PNL de Vox, pero ha insistido en que «lo que hay que desmontar es su discurso racista y xenófobo». «No solo están en contra de los migrantes que también, sino que están en contra de la pobreza, del necesitado y de la igualdad de oportunidades», ha remarcado.

Para la diputada del PP María Jesús Moro Almaraz, la reforma que propone Vox supone «retroceder», por ejemplo, cuando propone establecer como pena la pérdida de la nacionalidad que sería «volver al Código Penal de 1944» y ha subrayado que «no se puede criminalizar».

Mientras, la diputada de Unidas Podemos Isabel Franco Carmona ha tachado de «racista y xenófoba» la PNL y ha comparado el discurso del diputado de Vox con el de «supremacía de la raza aria que practicaba Hitler».

CANSINOS Y MALAS PERSONAS

En la misma línea, el diputado de Ciudadanos Miguel Ángel Gutiérrez ha llamado a los diputados de Vox «cansinos, irritantes y malas personas» por «ensañarse con aquellos que solo quieren el acceso a una vida mejor» y por intentar «convertir en una carrera de obstáculos la obtención de la nacionalidad, con el objetivo final de negarla».

Por su parte, la diputada de ERC María Carvalho Dantas ha alertado de la «amenaza global» del «racismo y la extrema derecha» que «alimentan el odio» y, frente a ello, ha urgido a «construir una respuesta unitaria».

Para el diputado del PDeCat Genís Boadella, Vox ha traído al Congreso un discurso «claramente xenófobo» y ha bromeado diciendo que «muchos catalanes, para dejar de ser españoles, se van a apuntar a la petición de Vox para que les quiten la nacionalidad».

Asimismo, el diputado de EH Bildu Jon Iñarritu ha acusado a VOX de pronunciar un discurso «completamente xenófobo» y «en defensa de la eugenesia» —-la aplicación de las leyes biológicas de la herencia al perfeccionamiento de la especie humana–.

Finalmente, la portavoz de la CUP en el Congreso de los Diputados, Mireia Vehí, ha tachado la PNL de Vox de «racista» y ha criticado que haya vinculado el origen con las agresiones sexuales. «Se ha olvidado de la manada de los sanfermines o de Sabadel, todas tienen en común que son cometidas por hombres», ha precisado.