Tambores de protesta en el taxi de Madrid tras el ‘guiño’ de Ayuso a Uber

Taxi

Imagen de varios taxis de Madrid.

Indignación entre los taxistas de Madrid ante el último ‘guiño’ de la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, a Uber y las VTC. La responsable autonómica anunció que su Ejecutivo trabaja en el diseño de una aplicación para que los ciudadanos puedan planificar sus viajes en transporte, desde Metro y autobuses a bicicleta, patinetes, taxis o VTC. Es decir, integrar el transporte público en apps de empresas privadas, como la mencionada Uber. Ante esto, ya suenan tambores de protesta.

Las asociaciones representativas del sector del taxi de Madrid han emitido un comunicado conjunto en el que censuran las palabras de la dirigente popular. Las declaraciones de Ayuso, afirman, “nos parecen un ataque contra los más de 25.000 trabajadores que componen el colectivo” en la región.

Según anuncian Élite Taxi, la Asociación Madrileña del Taxi, la Asociación Gremial y la Federación Profesional del Taxi, iniciará una ronda de contactos con todos los grupos políticos al respecto. ¿El objetivo? “Hacerles ver la necesidad de diferenciar claramente ambos sectores”, afirman.

Asimismo, adelantan que pedirán “de inmediato” reuniones con la propia Ayuso, así como con el consejero de Transportes, David Pérez, y el titular de Economía, Javier Fernández-Lasquetty, en relación a la futura aprobación de la denominada Ley Ómnibus. Una norma, señalan, que afectará y modificará la Ley de Transportes de la Comunidad “de manera nada favorable a nuestro sector”. Y es que, tampoco están de acuerdo con esta ley, que tantas críticas ha levantado en los partidos de la oposición.

“De no recibir respuestas satisfactorias en la defensa del colectivo estudiaremos los actos de protesta que garanticen el futuro del colectivo del taxi”, advierten estas asociaciones.

Ayuso: “No vamos a prohibir nada en Madrid, tampoco las VTC”

La presidenta de la Comunidad de Madrid anunció el pasado viernes los trabajos sobre la mencionada app durante la presentación de Uber Green, acto que aprovechó para enviar un mensaje a los taxistas. “Yo comprendo la preocupación de algunos sectores, en concreto, el del taxi de Madrid, pero si hay VTC, si hay Uber, si hay patinetes y bicis y hay vehículos compartidos no es porque lo quiera la Comunidad de Madrid, es porque lo quieren los ciudadanos, libremente lo eligen así”, defendió.

Ayuso rechazó “seguir el camino de otras regiones como en Cataluña, donde todo se prohíbe y donde todo se empobrece”. Asimismo, “tampoco vamos a dejar que unos sectores fagociten a los otros dejando a muchos profesionales de manera indefensa fuera del mercado, ni a ellos ni a sus familias”.

Por ello, dejó claro que permitirá “que las VTC sigan trabajando en Madrid y también ayudaremos al taxi de la capital para que siga mejorando su digitalización, para que siga modernizando su flota y su relación con el ciudadano”. En su opinión, el sector del taxi “es un gran servicio de los madrileños, pero puede ser y va a ser mucho más competitivo y moderno, pero no vamos a prohibir nada en Madrid, tampoco las VTC”. “Tampoco vamos a enviar más gente al paro ni vamos a negarles a los ciudadanos su derecho a vivir en una comunidad cada vez más moderna, más técnica, más avanzada, más innovadora”, remarcó.